Las CPU Intel Arrow Lake llegarán con «Fast Throttle», logrando un rendimiento óptimo en condiciones de estrés, ¿solucionarán el problema de los Core 13/14?

Cada año que pasa, Intel suele lanzar una nueva generación de procesadores, lo que la diferencia de otras empresas como AMD que suelen esperarse alrededor de dos años. Esto le da la ventaja a Intel para poder renovar con un nuevo conjunto de CPU, pero en muchas ocasiones las mejoras que ofrece son mínimas. Ya vimos una comparativa entre los Core 13 y Core 14 demostrando esto, pero ahora se viene un gran cambio. Arrow Lake con los Intel Core Ultra 200 están generando grandes expectativas y aunque ya conocemos en parte sus especificaciones, ahora se han revelado más detalles de estos, con la tecnología denominada Fast Throttle, la cual permitirá una mejor gestión térmica para proporcionar un rendimiento óptimo en situaciones de estrés.

Intel ha estado utilizando una estrategia denominada Tick-Tock (no tiene relación con TikTok), que empezó a emplear en 2007. Esta se basaba en que cada año que pasaba con una nueva generación de productos, se establecía un enfoque en la mejora del nodo (Tick) para que la siguiente arquitectura fuese una mejora de la microarquitectura (Tock). Supuestamente estas iban alternándose, pero no siempre se seguía ese mismo orden, dependiendo de los avances que hubiesen realizado. Si bien este método persistió durante varios años, en cuanto se quedaron estancados con los 14 nm y vieron que se retrasaban los 10 nm, Intel decidió optar por dejarlo de lado.

Las CPU Intel Arrow Lake harán uso de Thermal Throttle que ya vimos temporalmente con los Raptor Lake Refresh

Al menos eso es lo que nos hizo creer la compañía, pues en las hojas de ruta de 2021 hasta 2025, Intel mostraba de nuevo como las arquitecturas de CPU seguían un orden similar al de antes. En términos prácticos, nos hemos encontrado con un caso como los Core 13 y Core 14 que son un mero Refresh, pero Arrow Lake sí que implica un cambio de arquitectura al completo. Si comparamos las filtraciones entre ambos, tenemos un Ryzen 9900X que recientemente se filtró alcanzando el nivel de un I7-14700K, mientras que hace unos días apareció un Arrow Lake siendo un 27% más rápido en un solo núcleo vs el i9-13900K.

Aún no tenemos una presentación oficial de Arrow Lake por parte de Intel, pero desde X podemos ver una nueva filtración que proviene de Skatterbencher. Este ha hecho una review extensiva de la función denominada Fast Throttle, que realmente no se trata de una tecnología totalmente nueva, pues Intel la introdujo con las CPU Raptor Lake Refresh (Core 14). Por lo que vemos, esta también estará disponible para los Arrow Lake (Core Ultra 200) que llegarán dentro de unos meses.

Con Fast Throttle se consigue un aumento del rendimiento general y una mejora de la gestión térmica

 0

Fast Throttle se encarga de ajustar de forma dinámica la frecuencia de reloj de los núcleos individuales de la CPU, solo que esto ocurre cuando uno de ellos ha llegado a una temperatura muy elevada. Por tanto, la función se activa en los núcleos que alcanzan temperaturas muy elevadas, mientras que el resto de cores se mantienen como si nada pasara. Esto permite conseguir un rendimiento general mejorado comparado con un suceso de Thermal Throttling tradicional.

Otra de las ventajas de este sistema es que además del rendimiento se obtiene una gestión térmica mejorada y todo esto se traduce en que los overclockers podrían llegar a tener un mejor control de la temperatura. Otro de los cambios que está haciendo Intel es el de RL-ILM (Reduced Load ILM), que implica tener un ILM plano que costará solo 1 dólar más a los ºfabricantes y mejorará las temperaturas.