Thermal Grizzly High Performance Heatspreader, di adiós al IHS de los Intel Core 13 y 14 para bajar sus temperaturas

Thermal Grizzly, el reputado fabricante de productos de disipación para procesadores, nos ha enviado su último lanzamiento y es por ello que hoy os presentamos la review Thermal Grizzly High Performance Heatspreader. Con nosotros tenemos un disipador de calor alternativo al IHS de procesadores Intel Core, el cual además sustituye al sistema de retención del procesador para un perfecto agarre.

Thermal Grizzly Pack

Para usar un disipador de calor alternativo al IHS, es necesario retirar este último, tarea conocida habitualmente como delid. Si bien es algo que podíamos hacer manualmente, con grandes posibilidades de dañar el procesador, existen herramientas como la propia Thermal Grizzly Delid-Die-Mate que facilitan enormemente el trabajo. Además, es fundamental usar una pasta térmica de calidad como la Thermal Grizzly Kryonaut o incluso dar el salto al metal líquido, pero lo que nos envían el Thermal Grizzly Conductonaut Extreme.

Thermal Grizzly Pack 2

Veamos en primer lugar cada uno de ellos por separado, a ver que incluye cada uno de los productos en su embalaje.

Thermal Grizzly High Performance Heatspreader

Embalado en una pequeña caja de cartón negra nos encontramos el Thermal Grizzly High Performance Heatspreader, del cual aportan poca información en el reverso.

Thermal Grizzly High Performance Heatspreader - Contenido

Thermal Grizzly High Performance Heatspreader - Accesorios

En el interior del embalaje, encontramos el manual de instalación junto a una tarjeta de agradecimiento, así como una llave L de puntas de estrella que permite retirar el sistema de retención del procesador en la placa base y una llave L adicional con cuatro tornillos para instalar el propio producto.

Thermal Grizzly High Performance Heatspreader - Diseño

El Thermal Grizzly High Performance Heatspreader se trata de un disipador térmico de cobre niquelad que aporta una superficie mayor de contacto con los sistemas de disipación propiamente dichos. Ya optemos por un disipador por aire o un sistema de refrigeración líquida, tenemos una base mucho más amplia sobre la que apoyarlo, permitiendo una mayor transferencia del calor.

Thermal Grizzly High Performance Heatspreader - Diseño inferior

Fabricado en cobre niquelado, el disipador tiene una superficie de precisión fresada con diamante y, como vemos en la vista interna, cuenta con unos surcos que solo permiten su uso con procesadores con delid. Teóricamente, es compatible con los procesadores Intel Core del socket LGA 1700, pero no precisan si con las 12ª, 13ª y 14ª generación o solo parte de ellas.

Debemos tener en cuenta que la capa de níquel sobre el cobre hace que sea totalmente compatible con pastas térmicas tradicional y con metales líquidos con base da galio, pues forma una barrera que evita la formación de aleaciones con el cobre. Incluso podríamos usar las almohadillas térmicas Thermal Grizzly KryoSheet, una alternativa mucho más limpia.

Thermal Grizzly Delid-Die-Mate

En un embalaje muy similar nos llega el Thermal Grizzly Delid-Die-Mate, un accesorio fundamental para el proceso de delid del procesador, esta vez con mayor información del mismo.

Thermal Grizzly Delid-Die-Mate 02

En su interior, encontramos de nuevo del manual de uso y una tarjeta de agradecimiento, así como una llave Allen y una pieza de metacrilato con el logo de la marca. Esta pieza no es otra cosa que un rascador para eliminar el adhesivo del IHS y la pasta térmica que cubre el procesador, aunque veremos esto mejor más adelante.

Thermal Grizzly Delid-Die-Mate 04

Thermal Grizzly Delid-Die-Mate 05

Centrándonos en el Thermal Grizzly Delid-Die-Mate, nos encontramos ante una práctica herramienta fabricada en aluminio que nos permite retirar el IHS del procesador, es decir, el disipador térmico que trae de fábrica sobre el die.

Este modelo es compatible con los procesadores Intel para el socket LGA1700, pero se deben tener en cuenta algunos factores. El primero es que en los procesadores Intel Core de 13ª y 14ª generación, el IHS va soldado con indio al die, por lo que si eliminamos dicha soldadura, quedaría un espacio muy grande con el IHS si queremos colocarlos de nuevo. Es por ello que en estos procesadores se hace un delid solo para usarlos en modo Direct Die, o con productos como el Thermal Grizzly High Performance Heatspreader que hemos visto en la sección anterior. Por otro lado, los procesadores de 12ª generación, que usan un compuesto térmico en vez de soldadura, no son del todo compatibles con la herramienta, o al menos no garantizan el éxito del delid sin dañar alguno de los pequeños componentes que rodean al die.

Si tienes dudas de cómo funciona el Thermal Grizzly Delid-Die-Mate, no te preocupes,  luego vamos a usarlo y a explicarlo.

Thermal Grizzly Conductonaut Extreme y Kryonaut

Junto a los accesorios anteriores, nos han enviado dos compuestos de transferencia térmica de la marca, los Thermal Grizzly Conductonaut Extreme y Thermal Grizzly Kryonaut, ambos de los mejor del mercado en sus respectivos segmentos.

Thermal Grizzly Conductonaut Extreme - Kryonaut 03

Por un lado, el Thermal Grizzly Conductonaut Extreme es un conductor térmico de metal líquido a base de galio. Se trata pues de una aleación metálica liquida a temperatura ambiente que, con una capa de grosor mínimo, permite una conductividad térmica máxima. Sin embargo, tiene un gran problema: también conduce la electricidad. Es por ello que requiere de una aplicación muy precisa que debemos realizar vertiendo una gota con una aguja metálica y expandiéndola con los bastoncillos incluidos, libres de pelusa. Además, hemos de anotar que no es compatible con disipadores de aluminio, siendo ideal que la apliquemos sobre cobre niquelado para mejorar el rendimiento a largo plazo sobre los disipadores de cobre.

Thermal Grizzly Conductonaut Extreme - Kryonaut 04

Thermal Grizzly Conductonaut Extreme - Kryonaut 05

Por otro lado, la Thermal Grizzly Kryonaut es una pasta térmica de gama alta que ofrece una excelente conductividad térmica y una alta estabilidad a largo plazo, pues no se endurece ni siquiera a 80 ºC. Está basada en componentes de nano aluminio y oxido de zinc mezclados con una pasta que permite la nula conductividad eléctrica.

Thermal Grizzly Conductonaut Extreme - Kryonaut 06

Delidding e Instalación

Intel Core i5-14600K

Para probar el Thermal Grizzly High Performance Heatspreader, la propia marca nos ha cedido un procesador Intel Core i5-14600K, una opción bastante curiosa, pues habitualmente estas mejoras se suelen hacer sobre procesadores de gama alta.

Thermal Grizzly Delid-Die-Mate - Pruebas

En cualquier caso, lo primero que haremos es proceder al delidding del procesador usando la herramienta Thermal Grizzly Delid-Die-Mate. En primer lugar, retiramos el tornillo y la pieza roja para poder color el procesador sobre la base, teniendo cuidado de que la esquina con la flecha coincida.

Thermal Grizzly Delid-Die-Mate - Pruebas 1

A continuación, volvemos a colocar la pieza roja deslizable y el tornillo, el cual apretaremos con la llave Allen incluida hasta que oigamos un clac y el IHS quede completamente despegado de procesador.

Thermal Grizzly Delid-Die-Mate - Pruebas 2

Personalmente, era la primera vez que hacia delidding a un procesador y he de decir que he pasado más miedo del que realmente merece. Con una herramienta como el Thermal Grizzly Delid-Die-Mate es realmente sencillo y, al menos aparentemente, carente de peligro.

Thermal Grizzly Delid-Die-Mate - Pruebas 3

Sin embargo, una vez despegado el IHS, nos quedará toda la soldadura de indio sobre e die, así como el adhesivo de goma negra alrededor del mismo. Para retirar ambas cosas usaremos la herramienta de metacrilato que incluye como accesorio el Delid-Die-Mate, siempre con mucho cuidado de no dañar los pequeños componente que vemos en algunas partes. De nuevo, da bastante miedo hacerlo por no arañar o dañar el procesador, pero tras finalizarlo, hemos de decir que no es para tanto.

Thermal Grizzly Delid-Die-Mate - Pruebas 4

Thermal Grizzly Delid-Die-Mate - Pruebas 5

Ya con el procesador completamente limpio de soldadura y adhesivo, procedemos a colocarlo sobre la placa base. Además, debemos retirar el sistema de retención para el procesador que esta trae de fábrica, algo sencillo retirando cuatro tornillos. Sin embargo, recomiendo encarecidamente tener colocado el procesador antes, pues en caso contrario no sería difícil dañar algún pin del socket, que si puede ser un gran problema.

Thermal Grizzly High Performance Heatspreader - Pruebas 2

A continuación, vertemos una pequeña bolita de metal líquido Thermal Grizzly Conductonaut Extreme, la cual extenderemos con el bastoncillo incluido. Debemos expandirla sin que queden zonas más gruesas, pudiendo retirar el exceso con una punta alternativa, succionando con la propia jeringuilla. Además, extenderemos también una pequeña cantidad bajo el Thermal Grizzly High Performance Heatspreader para que el contacto sea idóneo.

Thermal Grizzly High Performance Heatspreader - Pruebas 3

Thermal Grizzly High Performance Heatspreader - Pruebas 4

Solo nos falta colocar el Thermal Grizzly High Performance Heatspreader sobre el procesador y atornillarlo en las cuatro esquinas para tenerlo completamente listo. Bueno, realmente, falta aplicar sobre el mismo pasta térmica Thermal Grizzly Kryonaut para que haga de intermediaria con la superficie de cobre de la refrigeración líquida que hemos usado para las pruebas. Gracias a su tapón con aplicador, podremos colocar delgadas líneas de pasta térmica de forma similar a como hacemos con un corrector de cinta sobre el papel.

Thermal Grizzly High Performance Heatspreader - Pruebas 5

Equipo de pruebas

Para la review del Thermal Grizzly High Performance Heatspreader hemos montado usado el siguiente equipo de pruebas:

  • Chasis Thermaltake Core P3 TG Pro
  • Placa base MSI MEG Z690 Unify
  • Procesador Intel Core i9-14600K
  • Refrigeración líquida MSI MEG CoreLiquid S360
  • Memoria G.Skill Trident Z5 RGB @ 5600 MHz
  • Tarjeta gráfica Nvidia GeForce RTX 3080 Ti Founders Edition
  • Fuente Be Quiet! Dark Power 13 1000W
  • Sistema Operativo Windows 11 Pro

Pruebas del Thermal Grizzly High Performance Heatspreader

Para analizar en la review del Thermal Grizzly High Performance Heatspreader su eficiencia y rendimiento, hemos comparado las temperaturas alcanzadas por el procesador con el IHS y con el proceso anteriormente mostrado. Además, lo hemos analizado tanto con las frecuencias de fábrica como con un overclocking para ver mejor las diferencias. Para ello, hemos subido el voltaje del procesador a 1,325V y hemos alcanzando los 5,6 GHz para los núcleos Performance y 4,5 GHz para los núcleos Efficent.

Temperaturas

Como podemos apreciar en el gráfico anterior, sin overclocking, el Thermal Grizzly High Performance Heatspreader no supone una diferencia demasiado amplia frente al IHS. Hablamos de 3,5 ºC, una cifra pequeña debido a que de por si hablamos de un procesador con un TDP relativamente limitado.

Sin embargo, cuando aplicamos este overclocking, hemos podido comprobar como con el IHS se alcanzan los 100 ºC y se produce thermal throttling. Sin embargo, con el Thermal Grizzly High Performance Heatspreader, la temperatura ronda los 83 ºC y el rendimiento permanece totalmente estable. La diferencia es aquí abismal, similar a la que podemos encontrar en un procesador con mayor TDP de fábrica, léase un Intel Core i9.

Conclusión

Thermal Grizzly High Performance Heatspreader - Diseño

Tras analizar en la review del Thermal Grizzly High Performance Heatspreader todo el proceso que requiere su montaje, con la ayuda del Thermal Grizzly Delid-Die-Mate, toca sacar conclusiones de lo que nos ofrece.

En primer lugar, hemos de decir que es realmente fácil realizar el delid al procesador y usar el nuevo disipador de calor sobre el procesador, incluso usando el metal liquido Thermal Grizzly Conductonaut Extreme.

En segundo lugar, hemos de destacar la gran mejora de temperaturas que encontramos cuando buscamos los extremos, tanto con un procesador de alto TDP como los Intel Core i9 o realizando overclocking sobre un modelo como el i514600K.

Todo esto nos lleva a destacar un excelente producto para los amantes del overclocking y los que buscan sacar las máximas prestaciones a procesadores que, con el IHS de fábrica, quedan bastante limitados en cuanto a temperaturas si les exigimos.

Próximamente podemos encontrar el Thermal Grizzly High Performance Heatspreader con un precio que debe asemejarse al de la versión para AM5, que cuesta 44,90 euros. A este precio tendremos que sumar con gran probabilidad los 64,90 euros de la herramienta de delidding, así como los 15,90 euros del metal líquido para el mejor contacto entre el die y el nuevo disipador. Hablamos por lo tanto de gastar unos 115 euros para el proceso completo, un precio relativamente asumible en un procesador como el Intel Core i9-14900K, aunque con menos sentido en un i5 como el analizado, aunque sea igualmente valido.

Principales ventajas
+ Excelente calidad de fabricación en cobre niquelado
+ Compatible con los procesadores Intel Core de 12, 13 y 14 generación
+ Montaje mucho mejor que con el sistema de retención original
Aspectos Negativos
- Su precio es elevado, más contando con los elementos extras necesarios

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro al disipador Thermal Grizzly High Performance Heatspreader que hemos analizado.

Galardón de Oro