Samsung pierde a Qualcomm como uno de sus principales clientes, se irá con TSMC

Las empresas como AMD, Apple o Qualcomm, entre otras, lanzan sus propios chips con arquitecturas y diseño creados por ellos mismos. Sin embargo, la base de estos chips va a ser el nodo en el que se han fabricado. Si una compañía logra crear sus chips a menos nanómetros que la competencia, va a tener ventaja sobre ellos, siempre y cuando el nodo le permita conseguir una mayor densidad, rendimiento y eficiencia sobre sus rivales. Hay otros factores a tener en cuenta, pero básicamente quién consiga tener la ventaja en este aspecto, tiene una alta posibilidad de destacar sobre los demás. Es por ello, que TSMC, siendo considerada la principal compañía de semiconductores y la más avanzada en este aspecto, ha sido la elección de Qualcomm, que ha decidido dejar a Samsung.

Quién lance los procesadores y tarjetas gráficas más potentes (y a un precio razonable), tiene los clientes a sus pies. No hay que mirar mucho más allá que esta lógica, pues lo hemos visto incluso en casos con gráficas de AMD, que se venden muchísimo menos que NVIDIA, superar en ventas a los verdes por simplemente ofrecer un mejor rendimiento/precio. Es complicado lograr esto, pues se tienen que tener en cuenta los costes al acudir a TSMC, Samsung o la propia Intel, el desarrollo de la arquitectura y demás costes operativos y de producción.

Qualcomm, uno de los principales clientes de Samsung, ha decidido dejarla y pasarse a TSMC

Qualcomm Oryon IA rendimiento Intel Apple

Al final, no hay nadie en la industria que entregue unos chips de alto rendimiento por un precio muy asequible. Si se quieren ofrecer procesadores de alto rendimiento, hay que acudir a empresas como TSMC y estas no son precisamente baratas. Si por lo contrario se está dispuesto a hacer sacrificios en rendimiento a cambio de un coste mucho menor, entonces se puede optar por usar nodos de más nanómetros o de hace años. Qualcomm es una de las compañías que más atención está recibiendo últimamente y todo esto es gracias a su Snapdragon X Elite fabricado en 4 nm.

Para poder seguir lanzando chips de alto rendimiento ha decidido dejar de lado a Samsung y trasladar la mayoría de sus pedidos de chips a TSMC. Esto ha sido un durísimo golpe para Samsung, pues estas empresas tenían una colaboración importante entre ellas. Según pudimos ver hace unos meses, Samsung generó el 40% de sus ingresos gracias a la venta de smartphones con SoC Snapdragon.

TSMC se encargará de chips como el Snapdragon 8 Gen 4

 1

En segundo lugar, teníamos a Xiaomi que representó el 17% de los ingresos, por lo que ya podemos ver la importancia que tenía Qualcomm. Samsung se encarga de otros muchos otros sectores como el de la memoria, las TV o los móviles, pero la colaboración era importante, ya que pierde uno de sus mayores clientes de Samsung Foundry.

Mientras tanto, TSMC va a quedarse con la mayoría de pedidos de chips de Qualcomm, algo que se veía venir cuando la compañía decidió que esta se encargaría de los Snapdragon 8 Gen 4 debido al bajo rendimiento de Samsung. A pesar de todo esto, Samsung no se va a rendir y tiene la intención de iniciar la producción en masa de su nodo de 3 nm GAA en la segunda mitad de 2024, para ver si así consigue atraer a Qualcomm de nuevo. No solo eso, sino que además se rumorea de que Samsung ya ha empezado a desarrollar su tecnología GAA de 2 nm para adelantarse a TSMC.