La PlayStation 5 Pro tendría una GPU con 36 TFLOPs de potencia según los últimos rumores

Según los últimos informes de la industria, en concreto Digital Foundry, la PlayStation 5 Pro tendría una GPU capaz de ofrecer hasta 36 TFLOPs de potencia. Este rendimiento estaría ligado a unas frecuencia Ultra Boost que aumenten la velocidad de reloj hasta los 2,35 GHz. Es lógico pensar que este techo de rendimiento esté disponible al cumplirse algún criterio. Es lógico que este criterio esté basado en las temperaturas que alcance el chip.

Como referencia, la PlayStation 5 actual tiene un rendimiento máximo de 10,29 TFLOPs. Esto es posible gracias a un chip gráfico Oberon. Este se basa en la arquitectura RDNA 2.0 fabricado a 7 nm. A nivel de especificaciones, ofrece un total de 2.304 Stream Processors (núcleos) a una frecuencia de 2,23 GHz. De esta forma, la PlayStation 5 Pro, para aumentar drásticamente su rendimiento, recurrirá a una arquitectura más moderna. Esta se acompañará de una nueva estructura de caché, y quien sabe si alguna mejora a nivel del proceso litográfico.

Estos son los últimos detalles de la GPU de PlayStation 5 Pro y cómo alcanzará los 36 TFLOPs

PlayStation 5 Pro diseño IA

Según los últimos informes, la PlayStation 5 Pro tendrá una GPU con un rendimiento estable de 33,5 FLOPs. Este será su rendimiento funcionando a 2,18 GHz. Para ello se recurrirán a 3.840 Stream Processors bajo la arquitectura RDNA 3. Esta es la información filtrada en su día del portal web para desarrolladores de Sony. Ahora bien, gracias al modo de frecuencias Turbo, aumentando las frecuencias hasta 2,35 GHz, se conseguiría alcanzar un rendimiento máximo de 36 TFLOPs.

También se hablan de otros cambios respecto a la GPU original. En concreto, una nueva estructura de la memoria caché. En concreto, con el doble de memoria caché L1 (256 KB vs 128 KB) y el aumento del tamaño de la caché L0 de 16 KB a 32 KB. Se indica que esta mejora en la memoria caché aportará un mayor rendimiento en aquellos juegos que decidan recurrir a la tecnología Ray Tracing.

Adicionalmente, esta GPU sí tendrá soporte completo a la API DirectX12 Ultimate. Esto implica tener acceso a características no disponibles en el modelo básico. Esto implica ofrecer soporte por hardware para sombreado de tasa variable (VRS), soporte de sombreado de malla y funciones adicionales para el MSAA (Multi Sampling Anti-Aliasing) híbrido.

A nivel de rendimiento, esta PlayStation 5 Pro, esos 36 TFLOPs, serían equiparables a una AMD Radeon RX 7700 XT. Ahora bien, habría que ver qué sucede en el lado de la memoria. La GPU de sobremesa ofrece 12 GB a 18 Gbps con una interfaz de 192 bits para alcanzar un ancho de banda de 432 GB/s. La PlayStation 5 original cuenta con 16 GB a 14 Gbps junto a 256 bits para alcanzar los 448 GB/s. Si en esta nueva GPU emplean una memoria más rápida, sería superior a esta GPU de sobremesa.

Resto de la información de esta consola mejorada

 1

Tal y como se esperaba, si bien la GPU de la PlayStation 5 Pro alcanzaría los 36 TFLOPs, a nivel de CPU no habrá grandes cambios. Estaríamos ante la misma CPU con 8 núcleos y 16 hilos bajo la arquitectura AMD Zen 2. Ahora bien, esta sería ligeramente más rápida aumentando la velocidad a la que funcionan estos núcleos.

Si bien la CPU actual se mueve a una frecuencia variable, su velocidad Turbo es de hasta 3,50 GHz. Ahora bien, con la PlayStation 5 Pro esta CPU será capaz de alcanzar los 4,40 GHz.

Por lo demás, no habría cambios. Es decir, tendremos los mismos 16 GB memoria GDDR6 compartida para todo el sistema. A nivel de SSD, nos encontraríamos con la misma unidad de 1 TB de capacidad que debutó con la PlayStation 5 Slim. El modelo original llegó con un SSD de 825 GB de capacidad.