Juegos de cartas y estrategia: lo que los jugadores de Xbox pueden aprender del solitario

Jugar videojuegos es una actividad que básicamente busca la distracción y la relajación de la mente. Es un momento que puede ser íntimo o compartido con amigos, y que busca que los usuarios se sumerjan en otras realidades con la finalidad última de divertirlos.

Ahora bien, a pesar de que los juegos de video tienen esa etiqueta de diversión y relajación independientemente de la edad de quien los consuma, también es cierto que pueden ser percibidos como una forma muy válida de aprender o poner en práctica ciertas habilidades y destrezas.

Este es el caso de los juegos de cartas o estrategias, los cuales, si son practicados con el tiempo, tienden a desarrollar o mejorar en sus usuarios habilidades extras que pueden utilizar perfectamente en otros ámbitos de su vida cotidiana.

El solitario, por ejemplo, es uno de esos juegos que puede demostrar este punto. Un pasatiempo muy sencillo que, de ser practicado con regularidad, suele generar en sus jugadores un cúmulo de destrezas que los ayudarán en otros videojuegos y en la vida misma.

¿Cuáles pueden ser esas destrezas? Pues en las siguientes líneas se profundizará más al respecto. La idea es que después de leer y analizar este pequeño artículo, las personas puedan comprender que jugar al solitario online puede ser más que un pasatiempo. ¡Sigamos!

El desarrollo cognitivo

Xbox Series S con unidad lectora externa

Aunque pueda parecer muy obvio, un buen jugador de Xbox necesita ciertas habilidades cognitivas para tener éxito dentro de sus títulos favoritos. Aunque ciertamente hay juegos que son más exigentes que otros en este aspecto, una mente saludable y bien desarrollada no debería tener dificultades para vencer en tal o cual videojuego.

Aquí es donde entran los juegos de estrategia como solitario, los cuales pueden tener un impacto positivo en el desarrollo cognitivo de sus usuarios. En este sentido, estos son los elementos que más se pueden destacar:

Análisis y planificación

Cuando se juega solitario, cada jugador debe analizar la situación en la que se encuentra y las cartas que tiene disponibles para realizar sus siguientes jugadas. Básicamente se trata de pensar en las posibles acciones, tomando en cuenta los recursos disponibles y planificando de esta manera pequeñas estrategias que lo acerquen a su objetivo.

La repetición de esto, sin dudas, irá mejorando poco a poco la capacidad de análisis y planificación de cada jugador. Habilidades únicas y especiales que son necesarias en distintos juegos de Xbox, como por ejemplo Age of Wonders: Planetfall, This War of Mine: The Little Ones o Stellaris.

Toma de decisiones

Como todo en la vida, cuando se está disfrutando de una buena partida de solitario siempre llega el momento de tomar decisiones importantes. Dependiendo de estas, la partida tomará un rumbo u otro.

Una mala decisión puede llevar a los jugadores a enfrentar una partida mucho más compleja o lenta. En cambio, los aciertos son premiados con partidas más rápidas, prácticas y flexibles.

En este sentido, al igual que pasa con la capacidad de análisis y planificación explicada más arriba, mientras más decisiones se tomen y más práctica se gane jugando al solitario, más rápido se va a desarrollar ese sentido común tan importante que permite que las personas tomen mejores decisiones.

En pocas palabras, un elemento que no solo servirá en una partida de solitario o en un juego de Xbox específicamente, sino para cualquier situación cotidiana que se le presente a la persona.

Memoria

Otra destreza mental que puede ser fortalecida mientras se juega al clásico juego de Windows.

Por lo general, cuando una persona comienza a acercarse al mundo del solitario, empieza a jugar sin planificar muy bien sus jugadas y menos va a recordar los valores de las cartas, sus palos y colores.

Todo va cambiando con el pasar de las partidas y de una forma inconsciente, cada usuario comienza a realizar jugadas mejor planificadas y a recordar cuales y en qué posición están sus recursos. Es aquí donde entra el apartado de la memoria o capacidad de retención, una habilidad muy necesaria en muchos juegos del catálogo de Xbox y del mundo gaming en general.

Y de nuevo, un elemento necesario en la vida cotidiana de cualquier ser humano. ¿Se puede vivir sin mucha capacidad de retención? Por supuesto, pero es como querer jugar un videojuego nivel experto, sin siquiera haberlo probado por primera vez, es decir, difícil.

Un jugador integral

Evidentemente el desarrollo cognitivo de las personas va más allá de practicar muchas horas en un juego como solitario. Pero la ayuda extra que pueden proporcionar este tipo de juegos es crucial para muchos gamers.

Aquellos jugadores de Xbox y otras consolas que quieren mejorar y competir a otro nivel, pueden fácilmente tomar el ejemplo de títulos clásicos como solitario y desarrollar o mejorar un poco más su capacidad cognitiva.

El análisis y planificación de la situación, la memoria o capacidad de retención y la toma de decisiones son factores claves para convertirse en un gamer integral. Y una pequeña parte de ese camino se puede lograr practicando en juegos de cartas y estrategias como lo es el gran solitario, la joya de toda una generación.

Jugar solitario también ayuda a la salud mental

 1

No todo es mejorar para ser gamers expertos, existen otros elementos más allá del desarrollo cognitivo que un juego de cartas como solitario puede dejar a sus usuarios más fieles.

Por ejemplo, con relación a la soledad, un atributo subestimado por muchos, solitario puede ser el escape perfecto para un tiempo a solas.

Esto es crítico en la vida de algunas personas, porque en esencia este es un juego que se disfruta solo y habilita al jugador a desconectarse de la realidad momentáneamente, permitiendo que su mente trabaje solamente en apilar y ordenar ciertas cartas.

La idea es que estos momentos de soledad puedan ser aprovechados para la reflexión interna, excavando así en sentimientos y emociones que probablemente con otras personas alrededor no pueden aflorar.

Por otro lado, solitario es un juego que distrae y relaja enormemente. Un espacio tranquilo en el cual cada persona escapa del aburrimiento y disfruta de un momento completamente alejado del ruido exterior y del accionar de los demás.

Incluso, existen jugadores que al estar tan relajados apilando cartas y sin ningún tipo de tensión, pueden entrar en un estado cercano al de la meditación. Y por su propia naturaleza, es probable que ayude a descansar mejor a más de un jugador con problemas de sueño.

En resumen, un juego que sin dudas puede ir más allá de una simple partida y desarrollo de habilidades cognitivas. Solitario es un escape y un pasatiempo muy valioso para un gran número de personas, en especial, de aquellas generaciones de los 90s que vieron como Windows fue evolucionando y con él, uno de los clásicos juegos de cartas.