El 63% de los trabajadores estadounidenses aceptaría un recorte salarial para poder trabajar a distancia

Hace unos años, el trabajo a distancia, trabajo remoto o teletrabajo, no era muy habitual, al menos en países como España. Sin embargo, cuando la pandemia COVID-19 llegó a nuestras vidas de forma inesperada, el trabajo a distancia se convirtió en la única opción para los trabajadores de las empresas. Tras varios años de normalidad y sin el peligro de juntarnos para contraer el COVID, una encuesta revela que el 63% de los trabajadores de EE.UU. estarían dispuestos a hacer sacrificios como cobrar menos salario a cambio de teletrabajar.

Las opiniones de los trabajadores a la hora de tener que acudir a la oficina o hacer el trabajo desde casa difieren más de lo que podíamos creer. Un grupo está de acuerdo de que trabajar de forma remota, a distancia y desde casa, es muchísimo más cómodo, ahorra tiempo y es una mejor opción. Los que están a favor del trabajo a distancia defienden su argumento por el hecho de que pueden incorporarse inmediatamente a trabajar sin tener que gastar tiempo y dinero en trayectos y pueden vestir como quieren y usar sus ordenadores.

Según una encuesta, el 93% de los trabajadores estadounidenses considera que el teletrabajo les ofrece una mejor salud mental

Empleado a distancia PC

En el lado opuesto, tenemos a los que critican el trabajo a distancia y defienden el de la oficina. Aquí nos encontramos a personas que opinan que trabajar de forma remota es muy poco eficiente, pues nos entretenemos con cualquier cosa, perdemos los minutos y horas y acabamos sin rendir como deberíamos. Esto se puede traducir en un enfado del jefe o acabando más tarde que nuestro horario establecido por ir con retraso. Tanto un grupo como el otro tienen razón en su punto de vista, pues al final, las preferencias difieren entre personas.

En el caso de los trabajadores estadounidenses, parece ser que la mayoría están de acuerdo de que el trabajo a distancia es la mejor opción. Según una encuesta realizada por Flexjobs a más de 8.400 trabajadores de EE.UU., un enorme 93% de ellos considera que el trabajo remoto mejora el estado de su salud mental. Por otro lado, un 90% considera que el trabajo a distancia tiene un impacto positivo en su salud física. No nos extraña así ver como el 63% de los trabajadores encuestados estaría dispuesto a aceptar un recorte de su salario a cambio de poder teletrabajar. Estos están dispuestos a hacer grandes sacrificios, pues el 17% querría recortar el 20% de su salario a cambio de esta opción y al 10% no le importaría quitar perder más del 20% de su sueldo.

La prioridad de los empleados de EE.UU. reside en teletrabajar, incluso si hay que cobrar menos

Teletrabajo remoto

En estos momentos, Estados Unidos es uno de los países donde hay una mayor tasa de trabajadores a distancia. En 2023, el 12,7% de los empleados a tiempo completo trabajaba desde casa y el 28,2% tenían un modo híbrido que combina oficina. Según Upwork, este porcentaje se elevará considerablemente, pues en 2025 estima que el 22% de los trabajadores de EE.UU. estarán teletrabajando. Si volvemos a la encuesta de esta noticia, la prioridad número uno en el trabajo por parte de estos empleados fue el trabajo remoto, pero justo por detrás está el salario con un 61% de los votos. En tercera posición se encuentra el horario flexible que nos permita tener una forma de combinar trabajo profesional y vida personal.

Justo detrás, con un 54%, se quiere establecer límites entre el trabajo y la vida personal, algo que está relacionado con lo anterior. Con un 48% no podía faltar la preferencia de tener un buen jefe que cuide de sus trabajadores y compartiendo lugar con los mismos votos, que el trabajo sea significativo. Tras esto tenemos la cultura empresarial saludable y el seguro médico incluido (42%) junto con buenos compañeros de trabajo (37%). Por último, el 36% prioriza las vacaciones pagadas y bajas por enfermedad, el 35% el plan de jubilación 401K y un 32% la posibilidad de ascender.