Samsung pilla a todos sus rivales a pie cambiado con CMM-H TM, la tarjeta que añade memoria RAM y NAND Flash mediante CXL

En el PC utilizamos los puertos PCIe generalmente para conectar la tarjeta gráfica y los SSD M.2 de alto rendimiento. Con los PCIe conseguimos un gran ancho de banda y la capacidad de conseguir el mejor rendimiento tanto de las GPU como de los SSD. Aunque este sea un puerto estándar en nuestras placas base, si hablamos de centros de datos de alto rendimiento, tenemos tecnologías como CXL o Compute Express Link, que nos proporcionan mejor rendimiento y flexibilidad. Samsung ha aprovechado para lanzar una tarjeta llamada CXL Memory Module-Hibrid for Tiered Memory (CMM-H TM), la cual integra memoria DRAM y Flash adicional, pudiendo aumentar la capacidad de memoria sin añadir RAM DDR5.

Compute Express Link o CXL es una tecnología creada por Intel en 2019 y se convirtió en un estándar abierto para conectar la CPU a memorias de alta velocidad y capacidad. En marzo de 2019 se formó el Consorcio CXL compuesto por empresas como Intel, Microsoft, Meta, Dell, Google, Cisco o Alibaba Group. Más adelante, en 2022, se unieron otras compañías importantes como NVIDIA, AMD, Samsung y Xilinx, ya que este se convertiría en estándar empleado en los principales centros de datos de alto rendimiento.

Samsung CMM-H TM: tarjeta que combina memoria DRAM y NAND Flash para añadir más capacidad sin tener que instalar más RAM DDR5

Samsung CMM-H

A finales de 2022, vimos que compañías como AMD iba a implementar la tecnología CXL en sus CPU Ryzen, permitiendo unir la memoria RAM y los SSD todo en uno. Estos se conectarían directamente con la CPU, permitiendo al sistema acceder a estos componentes de forma remota sin tener que estar instalados de forma local en formato RAM o disco. Básicamente, esa es la idea que ha tenido Samsung al lanzar el primer dispositivo CXL híbrido del mundo. Este Samsung CMM-H TM añade memoria RAM y Flash a la que pueden acceder la CPU y los aceleradores.

Esta permite así aumentar la capacidad de memoria de los servidores sin tener que añadir memoria RAM DDR5 en forma de módulos. Por tanto, resulta especialmente útil para los centros de datos y servidores que tienen la máxima capacidad de memoria instalada.

Añade una latencia adicional de 170 a 250 nm

DRAM+ Flash Samsung

La tarjeta Samsung CXL Memory Module-Hybrid for Tiered Memory se considera como una memoria remota a la cual se accede mediante PCIe, lo que conlleva entre 170 y 250 nm de latencia adicional. Samsung ha indicado que esta es la primera memoria CXL híbrida basada en FPGA y está diseñada para poder "hacer frente a los retos de gestión de memoria, reducir tiempo de inactividad y maximizar el rendimiento". La memoria CMM-H TM no es tan rápida como la memoria DRAM tradicional, pero tiene la ventaja de añadir más capacidad usando memoria Flash.

También hay que tener en cuenta que gracias al almacenamiento en caché de la memoria integrada puede reducir en gran parte su latencia. Samsung ha mencionado que los datos más usados se transfieren a los chips DRAM de la tarjeta para mejorar la velocidad, mientras que los menos utilizados acaban almacenados en la memoria NAND Flash.