(April Fools) Intel busca salvar la arquitectura x86: permitirá que más compañías creen sus propias CPU x86

Más vale tarde que nunca, y mientras que la arquitectura x86 ya ha pasado su momento de gloria, Intel busca recobrarla democratizando sus licencias de IP x86 para que más compañías creen sus propios procesadores.

Intel se está dando cuenta de que Arm, y no AMD, es su principal competidor a día de hoy, y su principal dolor de cabeza. La solución a este problema es licenciar la IP x86 para que otros fabricantes creen sus propios procesadores. Esto es bastante simple, mientras que Arm tiene un equipo galáctico de licenciatarios, entre los que se encuentra Apple, MediaTek, NVIDIA, Qualcomm y Samsung, la industria x86 únicamente tiene a la propia Intel y AMD.

Intel quiere popularizar la arquitectura x86 para recobrar su época dorada

Procesador Intel 8086 x86

Para tener un breve contexto, la arquitectura x86 es una de las más influyentes en la historia de la computación. Básicamente, está con nosotros desde prácticamente toda la historia moderna. En concreto, desde que se lanzó el procesador Intel 8086 en el año 1978. Este procesador sentó las bases para lo que eventualmente se convertiría en la arquitectura x86. Hablamos de un procesador de 8 bits que funcionaba a una frecuencia entre los 5 y 10 MHz. 46 años después, tenemos procesadores Intel que funcionan de fábrica a 6.200 MHz.

Ahora bien, Intel no ha sido el único fabricante en utilizar la arquitectura x86. En la década de 1990, la segunda compañía que utilizó esta arquitectura te resultará muy familiar, y es que no fue otra que Advanced Micro Devices (AMD). Fue en dicha época cuando AMD comenzó a  producir procesadores compatibles con x86 que ofrecían una alternativa a los productos de Intel. En toda la historia de AMD, sus procesadores Athlon, Opteron y Ryzen han sido especialmente populares entre los usuarios de PC y han desafiado la dominancia de Intel en el mercado.

Ahora bien, hubieron otros jugadores en el mercado más allá de AMD e Intel. Tuvimos compañías como Cyrix, IDT, NEC, Transmeta y VIA Technologies que produjeron procesadores basados en la arquitectura x86. Ahora bien, con el paso del tiempo, únicamente AMD e Intel han mantenido la arquitectura x86, mientras que el resto de compañías están optando por Arm o RISC-V.

La idea es que aumente la adopción x86 liberando su licencia

licenciatarios Arm

Según informa TechPowerUp en exclusiva, Intel se ha dado cuenta que la única forma de salvar la arquitectura x86 es democratizarla. En concreto, se indica que el CEO de Intel, Pat Gelsinger, quiere que la arquitectura x86 aspire a ser el "Arm de América". Y la única forma de conseguirlo es adoptar un modelo de licencia de IP similar al de Arm.

De esta forma, Intel quiere que más compañías obtengan licencias de arquitectura x86. Para ello, únicamente tendrán que pagar a Intel unas regalías en cuestión de sus volúmenes de producción. Curiosamente, a día de hoy se desconoce que tipo de acuerdo tiene Intel con AMD. Es lógico que siendo la otra gran compañía que comparta arquitectura cuente con un acuerdo independiente.

Ahora claro, está por ver si democratizar la arquitectura x86 tendrá un gran impacto en la industria. Es decir, saber si actores importantes como NVIDIA, MediaTek y Samsung opten por desarrollar sus propias CPU x86. Apple y Qualcomm están muy metidas ya en Arm, por lo que se desconoce si tan siquiera se plantearían desarrollar una CPU x86. Evidentemente, de hacerlo, la competencia será feroz. Si cualquiera de estas compañías cree que puede hacer mejor trabajo que AMD e Intel, ahí estarán.

Ahora bien, se espera que los primeros procesadores x86 de nueva generación, que no sean ni AMD ni Intel, comiencen a venderse a partir de de abril de 2026.