¿Cerrar las apps de tu iPhone es bueno? Apple dice que iOS se ralentizará y tu teléfono consumirá más batería

Apple fue la que inició la era de los smartphones si tenemos en cuenta que el primer iPhone llegó en 2007 y después de este empezaron a llegar los móviles con Android. Aunque al principio los smartphones eran lentos y se ralentizaban enseguida, con el tiempo se han convertido en auténticas bestias de la multitarea. Podemos tener muchas apps y hasta videojuegos e ir intercambiando entre ellos mientras el resto están en segundo plano. Además, podemos cerrar aplicaciones para liberar memoria y que vaya mejor el móvil, aunque para Apple esto no es recomendable, pues anuncia que cerrar apps en los iPhone hará que funcione peor y pierda batería.

Los smartphones han ido progresando a pasos agigantados con el paso de los años, tanto en hardware como en software. El rendimiento de estos se ha incrementado en gran medida en los últimos años y si a esto le añadimos las funciones y mejoras de los últimos SO, tenemos dispositivos capaces de hacer muchas tareas. La gran utilidad de los móviles reside en esa combinación junto a la enorme cantidad de apps que tienen disponibles para poder hacer lo que queramos.

iOS congela las apps en segundo plano en el iPhone, por lo que cerrarlas es una mala idea

iPhone-15-Pro

Hace años, cuando los móviles no eran tan potentes, nos tocaba tener que centrarnos en una app en concreto y evitar abrir demasiadas, pues el sistema iba a ralentizarse. Lo mismo podemos decir de un PC, pues es lógico que aunque los programas estén en segundo plano y consuman menos, al final van a estar quitando recursos. Toda esta lógica no parece existir ante la confirmación de Apple de que al cerrar las apps, el iPhone irá peor y además perderá más batería.

Visto así sin ninguna explicación, no parece tener lógica y por ello, vamos a ver qué argumentos se han añadido para defender este resultado. Fue Craig Federighi, vicepresidente de software de Apple y jefe de iOS, el encargado de confirmar que cerrar aplicación no ahorra batería ni hace que funcione mejor y todo esto se debe a lo bueno que es el sistema operativo de Apple. Según indica Craig, iOS no funciona igual que el resto de sistemas, pues se encarga de congelar las aplicaciones en segundo plano.

Solo recomiendan cerrar apps en el caso de que estas no funcionen o respondan

 1

Según el vicepresidente de Apple, cuando las aplicaciones están congeladas en segundo plano no consumen recursos y por tanto, no perdemos nada por tenerlas abiertas. Eso sí, hace un inciso añadiendo que si se trata de una app que requiera datos de forma activa como un seguimiento GPS o música, obviamente si va a consumir. No solo no libera recursos cerrar esas apps de segundo plano, sino que además indica que cerrarlas provocará un mayor consumo de batería.

Esto último se debe a que la CPU del iPhone va a utilizar más energía cerrando estas aplicaciones que dejándolas en segundo plano. La página de Soporte de Apple es clara con este tema, pues indica que los usuarios solo deben cerrar las apps si estas dejan de funcionar y no bajo otro concepto.