Amazon comienza a cerrar sus tiendas de comestibles: no eran inteligentes, más de 1.000 indios vigilaban a los clientes

Fue a finales de 2016 cuando Amazon anunciaba sus tiendas de comestibles inteligentes conocidas como Amazon Go. En aquella época, Amazon alardeaba de que una gran cantidad de cámaras, sensores e inteligencia artificial, te permitiría entrar en una tienda, comprar lo que quieras y salir de la tienda sin necesidad de pasar y pagar tus productos en una caja. Ahora bien, Amazon ha anunciado nuevos despidos, y se ha descubierto que tras esta tecnología habían más de mil personas de nacionalidad india gestionando las compras de estos clientes.

En concreto, Amazon Web Services ha anunciado el despido de cientos de trabajadores, y esto ha terminado afectado al equipo de tecnología de estas tiendas físicas. Es por ello que, al no haber una tecnología real, y generar unos elevados costes, estas tiendas comenzarán a cerrar para transformarse en negocios más financieramente viables.

Las tiendas de comestibles Amazon Go ahora incluirán los Dash Carts y cajas para realizar las compras

Amazon Go - sistema de pago de las tiendas de comestibles supuestamente autónomo sin pasar por caja

Según los informes, Amazon Go y su tecnología "Simplemente márchese" (Just Walk Out) dependía de que más de 1.000 indios monitorizaran a los usuarios y sus compras. Estos eran los encargados de ir viendo qué productos escogía cada usuario y lo iban añadiendo a un carrito de la compra para procesarla una vez salieran de la tienda. Es decir, que las personas estaban encargadas de observar a los clientes. Dicho de otra forma, eran unos cajeros como tal, pero trabajando telemáticamente.

Una gran parte de estas personas serán despedidas a medida de que Amazon se mueva hacia los Dash Carts. Es decir, los famosos carritos con una pantalla integrada junto a un escáner. El usuario escaneará los productos en este escáner a medida que meta los productos en el carrito. La pantalla irá mostrando en tiempo real los productos añadidos y el coste total de la cesta. Estas tiendas también añadirán unas cajas de pago, aunque serán de auto pago. Es decir, será el propio usuario el que tenga que escanear todos los productos y procesar el pago.

De esta forma, mientras que Amazon vendía en el año 2016 una tecnología increíble, a la hora de la verdad no era así. Según The Information, 700 de cada 1.000 ventas requirieron revisores humanos a partir de 2022. Amazon esperaba que su tecnología fuera lo suficientemente buena como para únicamente supervisar 50 de cada 1.000 ventas.

Amazon Web Services anunció una gran cantidad de despidos

Amazon Web Services - nube amazon

Esta información se conoce el mismo día en el que Amazon Web Services anunció cientos de despidos. Estos afectan a sus puestos de ventas, marketing y tecnología. De cada división hay cientos de empleados despedidos. El motivo detrás de estos despidos se ha explicado como una serie de "optimizaciones" necesarias.

"Hemos identificado algunas áreas específicas de la organización que debemos optimizar", dijo un portavoz de Amazon Web Services.

Amazon ha estado muy agresiva en los últimos meses con los despidos. Han habido despidos en su división de hardware, asistente de voz Alexa, su negocio de atención médica, Twitch, e incluso Prime Video. Se estima que, en lo que va de año, 229 empresas acumulan más de 57.000 trabajadores despedidos. Amazon, entre el año 2022 y 2023, ya había despido a más de 27.000 empleados después del boom de la industria tecnológica tras el COVID.