Intel invertirá 100.000 millones de dólares en crear y ampliar fábricas en Estados Unidos

Intel está planeando gastar 100.000 millones de dólares en Estados Unidos para construir y ampliar fábricas de chips. En concreto, esta inversión se dividirá en cuatro estados. También una generosa parte de esta inversión llega por parte de subvenciones y préstamos federales. En concreto, se indica que Intel ha recibido de Estados Unidos unas subvenciones y préstamos por valor de 19.500 millones de dólares. Evidentemente, este dinero se deberá destinar a construir nuevas fábricas de chips, además de ampliar las fábricas existentes.

Por otro lado, se indica que Intel espera sumar a dicha cantidad 25.000 millones de dólares en exenciones fiscales. Gracias a todo este dinero, Intel quiere convertir unos campos vacíos cerca de Columbus, en el estado de Ohio, en "la mayor planta de fabricación de chips de inteligencia artificial del mundo" a partir de 2027.

El dinero recibido por parte de Intel pertenece a los fondos federales estadounidense en el marco de la Ley CHIPS

Intel Fabrica Europa Abandona America Ley CHIPS

Ha sido justo en el día de hoy cuando el Gobierno de Estados Unidos anunció la concesión de fondos federales a Intel en el marco de la Ley CHIPS. A la espera de que abra la NASDAQ, Intel espera arrancar el día experimentando un crecimiento del 4% en el valor de sus acciones en bolsa.

Para ser exactos, con este dinero Intel renovará las instalaciones que posee en Nuevo México y Oregón. Por otro lado, ampliará sus operaciones en Arizona, donde la propia Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC), también está construyendo una enorme fábrica que espera recibir financiación del impulso del Presidente Joe Biden para traer de vuelta a EE.UU. la fabricación de semiconductores avanzados.

De esta forma, los fondos del plan de Biden llegan para que Estados Unidos sea un referente en la fabricación de chips a nivel mundial. También ayuda a Intel a seguir buscando su meta de volver a ser el fabricante de semiconductores más grande del mundo.

Durante décadas, Intel fue líder mundial en la fabricación de los semiconductores más rápidos y pequeños, vendiéndolos a un precio superior y reinvirtiendo los beneficios en más investigación y desarrollo para mantenerse en cabeza. Pero Intel perdió esa ventaja de fabricación en la década de 2010 en favor de TSMC. Tras ello, los márgenes de beneficio se desplomaron al recortar los precios para mantener la cuota de mercado con productos inferiores. Fue en el 2021 cuando por aquel entonces, el nuevo CEO Pat Gelsinger, anunció su plan para que Intel volviera a recuperar la corona. Eso sí, para conseguirlo, indicó que necesitaría ayuda gubernamental.

El 30% de los 100.000 millones de dólares de Intel se gastarán en la construcción de fábricas

Intel-FAB-38-Israel-chips

Según reveló el propio Pat Gelsiger, sobre el 30% de los 100.000 dólares que invertirán se irán directamente a los gastos de construcción. Es decir, la mano de obra, hormigón y tuberías necesarias para levantar sus fábricas. El dinero restante se destinará a la compra de herramientas para la fabricación de chips. Entre empresas seleccionadas están ASML, Tokyo Electron, Applied Materials o KLA.

"Hemos tardado más de tres décadas en perder este sector. No va a recuperarse en tres o cinco años de financiación de la Ley CHIPS". Dijo Pat Gelsinger, que se refirió a la financiación a bajo interés como "capital inteligente".

"Sólo Intel cuenta con la mano de obra, la tecnología y la cadena de suministro centradas en gran medida en Estados Unidos. Así que, aunque lo que están haciendo aquí TSMC y Samsung es importante y debe acogerse con satisfacción, también es importante contar con un equipo local fuerte".