La GeForce RTX 4090 D con overclock se salta las restricciones al alcanzar el rendimiento de la RTX 4090

Fue a finales del 2023 cuando NVIDIA anunció oficialmente el lanzamiento de una "nueva" gráfica, la GeForce RTX 4090 D. En concreto, esta gráfica es una RTX 4090 para poder cumplir con las restricciones que tiene China en cuanto a la importación de hardware de alto rendimiento. Ahora bien, esto parece que no ha servido de nada, y es que recurriendo al overclocking se puede restaurar el rendimiento original de esta GPU.

Ha sido el medio asiático HKEPC, el que ha podido acceder a una de estas GPU y realizar una review. En concreto, consiguió tener acceso a una ASUS ROG Strix GeForce RTX 4090 D. Este modelo, con un sistema de refrigeración mejorado, y un VRM potenciado, permite aprovecharse del overclocking para "alcanzar el nivel de rendimiento de la RTX 4090 Founders Edition". De esta forma, Estados Unidos ha fallado en su intento de realmente eliminar la posibilidad de que China tenga acceso a un hardware. Ahora bien, el modelo de ASUS es el de los pocos que no tienen restringido el overclocking.

Una NVIDIA GeForce RTX 4090 D con overclock esquiva las sanciones de Estados Unidos

NVIDIA RTX 4090 D ASUS ROG STRIX Gaming

Como contexto, la NVIDIA GeForce RTX 4090 D hace uso de un chip gráfico AD102-250-A1 con acceso a 14.592 CUDA Cores, 456 Tensor Cores y 456 RT Cores. La gráfica funciona a una frecuencia máxima de 2,52 GHz arrojando un rendimiento de 73,54 TFLOPs. La GeForce RTX 4090 utiliza un chip AD102-300-A1 con 16.384 CUDA Cores, 512 Tensor Cores y 128 RT Cores. Funciona a la misma frecuencia Turbo, y su rendimiento aumenta hasta los 82,58 TFLOPs.

Ambas gráficas comparten la misma configuración de memoria (24 GB GDDR6x a 21 Gbps con una interfaz de 384 bits). Esto da como resultado el mismo ancho de banda de 1,01 TB/s. A nivel de consumo también hay una pequeña diferencia. La GPU capada tiene un TDP de 425W respecto a los 450W del modelo original en el que se basa.

El modelo de ASUS no tiene restricción de consumo energético (TGP)

NVIDIA GeForce RTX 4090 D overclocking

Gracias a ello, esta GeForce RTX 4090 D puede recurrir a frecuencias más elevadas del silicio con overclock. En concreto, se puede desbloquear que la GPU pase de consumir los 425W oficiales a nada menos que 600W (+41%). También ayuda el enorme sistema de refrigeración de ASUS. A una temperatura ambiente de 24ºC, tras una prueba de estrés en Furmark de 30 minutos, la GPU únicamente alcanzó una temperatura de 63ªC. Una temperatura muy baja para hablar de una GPU del nivel de la RTX 4090.

Para el overclocking, se empleó la propia herramienta que proporciona el fabricante de GPU: ASUS GPU Tweak III. Gracias a esta herramienta se aumentó la velocidad del chip gráfico hasta los 2.775 MHz (vs 2.520 MHz), mientras que la memoria se mantuvo de fábrica. Esto implicó un ligero aumento del consumo del 0,2% (426,5W).

Este overclock es muy leve, pero suficiente para ofrecer beneficios apreciables. Con un overclock manual dejando el Power Limit al 141%, dependiendo de la aplicación, la GPU llegaba a alcanzar unas frecuencias Turbo para el silicio de 3.045 MHz, dando como resultado un consumo energético de 531.9W (+25%). La mejor mejora de rendimiento fue en los benchmarks de 3DMark experimentando un aumento de hasta un 9,3%.

Si bien el número de CUDA Cores se ha reducido en un 10,94%, los resultados de las pruebas muestran una caída del rendimiento en torno al 5-7%. Ahora bien, al hacer overclocking, no solo se recupera todo este rendimiento perdido, sino que incluso se puede superar al de una GeForce RTX 4090 de referencia.