Easy Anti-Cheat se lava las manos tras el hackeo en el torneo de Apex Legens: «Nuestro sistema anti trampas no tiene ninguna vulnerabilidad»

En el día de ayer se celebró, o intentó celebrar para ser más correctos, la final de Apex Legends Global Series en Estados Unidos, pero en un increíble giro de los acontecimientos, en mitad de la partida, sucedió algo que nadie se esperaba: dos hackeos. Esto es algo que no debería de ocurrir, puesto que para el juego se usa el software a nivel de kernel de Easy Anti-Cheat, pero ante la evidencia de lo que estaba pasando se culpó a la compañía de que su software no era seguro. Pues bien, hay respuesta ante el término de la final de Apex Legends por parte de Easy Anti-Cheat y el mensaje es claro: "No hay ninguna vulnerabilidad".

Pero entonces, ¿cómo es posible el uso de hacks en tiempo real? Es lo que se está intentando explicar a raíz de lo que ocurrió. El Departamento de Policía Antitrampas emitió un comunicado tras las partidas, y contrariamente a lo que dijo la empresa, se está usando un RCE.

Apex Legends y el sistema Easy Anti Cheat en jaque

Apex-Legends

Y no es para menos, pero las acusaciones ya están vertidas contra la empresa. El Departamento es el encargado de recopilar inteligencia acerca de las trampas que pueden interrumpir o interferir en las partidas, donde tras la detección se puede proceder con el vendedor o creador del cheat. El comunicado fue el siguiente:

Aviso de servicio público: actualmente se está abusando de un exploit RCE en @PlayApex. No está seguro si proviene del juego o del sistema anti-trampas (@TeddyEAC). Desaconsejamos jugar a cualquier juego protegido por EAC o cualquier título de EA mientras no se hayan solucionado este problema o puedan comentar su resolución. Actualmente, se abusa del RCE para inyectar trampas en las máquinas de los streamers, lo que significa que tienen la capacidad de hacer cualquier cosa, como instalar software ransomware que bloquear todo el PC.

El primer hack ocurrió en la tercera partida, donde el jugador Genburten, de repente, pudo ver a todos los jugadores en el mapa, a través de estructuras, paredes o suelo, tras lo cual, tuvo que abandonar la partida. El segundo hack se dio en el jugador ImperialHal, el cual de repente empezó a usar un Aimbot y también tuvo que abandonar.

La final aplazada y no hay una resolución del problema

Dado que la integridad de la competición estaba comprometida, tanto jugadores como equipos y organización decidieron posponer la final norteamericana. El departamento afirma que el EAC utilizado está utilizando el PC de los jugadores, a lo que Easy Anti-Cheat ha respondido con un comunicado oficial:

"Hemos investigado informes recientes sobre un posible problema de RCEdentro de Easy Anti-Cheat. En este momento, confiamos en que no se esté explotando ninguna vulnerabilidad RCE dentro de EAC. Continuaremos trabajando estrechamente con nuestros socios para cualquier soporte de seguimiento necesario"

Por tanto, puede ser que el problema esté dentro del juego y no dentro del sistema Easy Anti-Cheat, algo que están investigando, pero hasta que no haya una solución tras detectar el problema, las finales no se reanudarán. El problema no es solo ese, sino que si finalmente EAC sufre una vulnerabilidad, todos los juegos que lo portan están afectados, como Elden Ring, Fortnite o Battlefield 2042, así que es algo realmente grave.