El retraso de los AMD Ryzen 9000 con arquitectura Zen 5 es muy serio, ¿para finales de año?

A finales del mes pasado saltó la bomba con el retraso de AMD para sus chipset de nueva generación y sus CPU Ryzen 9000 basadas en Zen 5. Pues bien, hoy tenemos datos todavía peores mediante una nueva filtración que no solo confirma lo que ya se había dicho incluso por parte de la propia AMD, sino que añade más información temporal de lo que está pasando. Y es que los Ryzen 9000 con Zen 5 "Nirvana" llegarán para final de año por su retraso. ¿No será demasiado tarde?

Algo está pasando en AMD y, de momento, no entendemos a ciencia cierta qué puede ser. Pero lo que sí que sabemos y se va confirmando poco a poco es que los tiempos son cada vez peores, lo cual juega a favor de Intel. Lo último que se pone sobre la mesa es una fecha que, salvo sorpresa por el rendimiento, puede destrozar los datos financieros de AMD en este año.

La fabricación y la producción en masa se mueven hacia delante

AMD Ryzen 9000 - Zen 5

Ya vimos que la pretensión de lanzamiento es imposible para la primera parte de este año, como estaba prevista en un principio. Como AMD nunca ha dado fechas concretas más allá de decir que llegarían este año, puede moverse con libertad sin tener que dar explicaciones a inversores, pero igualmente no va a gustar lo que se ha filtrado desde Taiwán.

Y es que la información sobre el hecho de que la fabricación comenzará en el segundo trimestre se da ya por hecha, y aumentará mes a mes, pero lo peor no es eso, sino el hecho de que la producción en masa por parte de TSMC no se dará hasta el tercer trimestre del año. Es decir, AMD tiene hasta septiembre para alcanzar el número de unidades totales que quiere poner a la venta de cara, por supuesto, al último trimestre del año.

En otras palabras, los Ryzen 9000 no llegarán antes del último trimestre de este 2024.

AMD Ryzen 9000 Zen 5 "Nirvana" a 3 nm

AMD-Zen-5-Nirvana-Prometheus

Esto es relevante, puesto que como ya vimos, Nirvana representa como nombre a la microarquitectura de núcleo, en concreto, a Zen 5 (P-Cores). En cambio, Prometheus, lo hará con los núcleos Zen 5c (E-Cores).

La fuente hace referencia a estos datos diciendo que Nirvana llegará con un proceso litográfico de 3 nm, en concreto, y por temporalidad, solo puede ser en N3P. Lo peor de esto ya no es solo lo temporal, que es un varapalo importante para AMD, lo peor es que las ventajas del nodo frente a las novedades de la arquitectura solo le aportan un +15% de IPC en el mejor de los casos.

Teniendo en cuenta que las mejoras en frecuencia van a ser mínimas según parece, sabiendo que llegarán con retraso, es normal que los de Lisa Su vayan con todo al mercado del gaming, es decir, lanzarán Zen 5 y Zen 5X3D con Ryzen 9000 Nirvana al mismo tiempo para intentar recortar al reloj y no retrasar Zen 6, al menos, esa es la teoría.

El segundo motivo es, lógicamente, Arrow Lake y Lunar Lake. La primera de las arquitecturas debería llegar un poco antes de Zen 5, pero no mucho. La segunda, sucesora de Meteor Lake, debería hacerlo algo después, sobre noviembre o diciembre de este año, así que AMD tiene que responder rápidamente a Intel, porque está atrapada temporalmente en el medio teniendo desde hace meses el trabajo terminado.

TSMC, sus retrasos, la demanda de su nuevo nodo y la falta de alternativas en volumen

TSMC-roadmap-N3,-N3E,-N3P-y-N3X-3-nm-2022-hasta-2026

Entonces, ¿por qué tanto problema y retraso? Los motivos apuntan a TSMC y la barbaridad de pedidos que estaría recibiendo por parte de sus socios para sus 3 nm. Desde Apple, pasando por Qualcomm, incluso Intel, que ha gastado 14 mil millones en chips de los taiwaneses a 3 nm.

Como ya dijimos en un artículo específico sobre este tema, ¿son las nuevas tGPU un peligro para AMD y NVIDIA? Pues parece ser que sí que lo eran, algo que ya vimos hace nada menos que 4 meses cuando todavía no se hablaba de retrasos por parte de los rojos.