Google avisa a sus socios de Android: se acabaron las actualizaciones tradicionales, solo habrá actualizaciones A/B para mejorar la seguridad

A la hora de comprar un nuevo móvil Android, no todos van a tener el mismo sistema operativo, versión y opciones disponibles. Salvo Google, que emplea Android puro en sus smartphones Pixel, el resto de compañías acaba usando capas personalizadas a su manera para Android, las cuales permiten diferenciarse entre sí a su vez. Samsung es la más popular en el mundo de Android y aunque se ha negado a cambiarse al sistema de actualizaciones A/B, va a estar obligada a hacerlo, ya que Google solo ofrecerá soporte a este tipo de actualizaciones.

Si has estado buscando entre decenas de modelos de distintas marcas de móviles, te habrás encontrado con distintas versiones de Android. Todos los móviles traen en cierta manera Android 11, 12, 13 o incluso Android 14, pero hay diferencias entre los distintos modelos. Por ejemplo, si compramos un móvil Xiaomi lo que tendremos en lugar de una versión de Android pura se llamará realmente MIUI. Esta llegó hasta la versión MIUI 14, aunque hace unos meses Xiaomi la descontinuó para poder lanzar su nuevo sistema operativo HyperOS.

Google exige que Android utilice solo actualizaciones A/B obligando a Samsung y otras marcas a seguir sus pasos

Android Google Muerto

En el caso de Samsung tenemos también una versión personalizada de Android, la cual se denomina One UI. La compañía surcoreana ha querido ir un paso más allá en cuanto a la personalización y ha tomado decisiones que generan cierta controversia. Por ejemplo, con los últimos Samsung Galaxy S24 se han añadido funciones por IA más avanzadas que en otros móviles. No obstante, lo que concierne a esta noticia de hoy es el hecho de que Samsung no quiere usar las actualizaciones A/B, también denominadas "Seamless Updates".

Las actualizaciones A/B permiten a los móviles Android instalar una actualización del sistema en segundo plano, lo que nos permite seguir usando el dispositivo hasta que reiniciamos el móvil, momento en el que se instala. Por alguna razón que desconocemos, Samsung no ha querido usar este tipo de actualizaciones, pero Google ya ha avisado que serán obligatorias y el único tipo permitido para Android.

Las actualizaciones A/B se descargan mientras usamos el móvil y ofrecen la posibilidad de revertirlas

 1

Estas actualizaciones A/B tienen la desventaja de que al descargarse y luego instalarse al reiniciar, al final el tiempo invertido es mayor que si se instalase directamente. Salvo esa desventaja, el resto son todo ventajas, ya que proporciona esa flexibilidad al usuario de poder usar el móvil para lo que necesite y cuando quiera la instala en el dispositivo. También añade la opción de poder revertir la actualización, algo que muchos considerarán útil.

Adicionalmente, Google ya ha avisado de mejoras en la velocidad de instalación de estas actualizaciones, las cuales se han observado en los Google Pixel 8 y 8 Pro lanzados hace unos meses. Ahora, Samsung y otras marcas OEM de smartphones que seguían usando el sistema tradicional de actualizaciones, estarán obligadas a cambiar a los Seamless Updates. En el caso de que Samsung se niegue, la única opción que le queda a la compañía es desarrollar su propio sistema de actualizaciones.