Una placa base ASRock B650 de 110$ consigue llevar al límite a un AMD Ryzen 9 7950X: récord de overclocking de esta CPU

La mayoría de gente de PC no está interesada en hacer overclock, pues subir las frecuencias y el voltaje para aumentar el rendimiento va a provocar un aumento del consumo y de las temperaturas. A día de hoy, los procesadores de serie ya van a frecuencias lo suficientemente altas y ajustadas que en muchos casos el OC no tiene mucho sentido. Sin embargo, hay quienes se dedican profesionalmente a esto y nos resulta curioso ver como con una placa B650 de ASRock es más que suficiente para conseguir superar un récord mundial de overclocking con el Ryzen 9 7950X.

Cuando AMD lanzó sus Ryzen 7000, una de las grandes diferencias que traían frente a los Ryzen 5000 fue en las frecuencias que alcanzaban. Pasamos de tener procesadores que apenas superaban por poco los 4 GHz de forma estable a superar los 5 GHz con facilidad, incluso en modelos con 12 y 16 núcleos. Este aumento de frecuencia representó una mejora de rendimiento directa a la vez que el consumo se incrementaba, aunque si optábamos por no usar PBO las diferencias no eran tan grandes.

Logran un nuevo récord mundial del Ryzen 9 7950X usando una placa ASRock B650

Ryzen 9 7950X Nitrogeno líquido

De todos los procesadores de la familia Ryzen 7000, el Ryzen 9 7950X es el más rápido con sus 16 núcleos y 32 hilos. Este ha sido empleado por los expertos en overclocking para superar récords mundiales de rendimiento, sin necesitar nitrógeno líquido para lograr tal hazaña. En ese momento, consiguieron subir las frecuencias a 5,8 GHz como máximo, aunque los benchmarks como Cinebench R23 solo mantuvieron 5,4 GHz en todos los núcleos. Como ya pudimos ver, no era necesario aumentar mucho las frecuencias paras conseguir superar récords mundiales.

Desde ese momento hasta ahora han pasado algunos meses y otros han aparecido para superar los récords. El que ha conseguido romper el récord del mundo de overclock con CPU de 16 cores es ahora un Ryzen 9 7950X usando nitrógeno líquido, pero con la particularidad de que se empleó una placa base ASRock B650M-HDV/M.2.

Ha conseguido una puntuación de 306.686 MIPS en 7-Zip a una frecuencia de 6,845 GHz

 1

En lugar de emplear una placa base de gama alta con un gran sistema de VRM implementado y disipadores en esta, se ha usado todo lo contrario. Esta placa ASRock se considera de gama de entrada y es una de las más baratas dentro de las B650. En Estados Unidos se puede adquirir por tan solo 110 dólares y en España su precio aumenta hasta alrededor de los 150 euros. Lo cierto es que al verla no tiene nada de especial, pues usa un diseño de 8+2+1 fases, con un disipador de tamaño estándar en los VRM.

A pesar de que en cuanto a especificaciones no sorprende, han conseguido mantener al AMD Ryzen 9 7950X funcionando a 6,834 GHz en todos los núcleos en el benchmark de 7-Zip. La puntuación obtenida es de 306.686 MIPS, superando todos los récords en la categoría de procesadores de 16 núcleos. Esto demostraría que tener una placa base de gama alta a veces no es completamente necesario para realizar un overclock estable. Eso sí, no esperes nunca conseguir una frecuencia tan alta por tu cuenta, ya que aquí se ha usado nitrógeno líquido y con refrigeración líquida no habría alcanzado ni 6 GHz.