XPG combina un disipador de CPU por aire con una líquida: soporta hasta 280W en tamaño compacto

XPG, la filial gaming de ADATA, mostró en el CES un disipador de CPU híbrido patentado que combina la refrigeración por aire con agua. A diferencia de las soluciones tradicionales, es en el propio disipador donde encontramos todos los elementos de un clásico disipador de CPU, además de una líquida AIO.

Dicho de otra manera, en el clásico diseño en forma de torre tenemos tanto un disipador por aire, como un radiador y bomba de agua. Esto permite tener así una solución de refrigeración híbrida. Curiosamente, este se trata del segundo sistema de refrigeración que hemos visto en el CES. Eso sí, salvando las diferencias, en la noche de ayer veíamos un MSI FROZR LIQUID, que es lo mismo que este disipador, pero enfocado a refrigerar un SSD PCI-Express 5.0 para evitar los conocidos problemas de sobrecalentamiento.

Así luce este prototipo híbrido de XPG que combina un disipador de CPU por aire con agua

disipador CPU híbrido (aire y agua) de XPG

Gracias a las imágenes de Wccftech, parece un disipador de CPU normal y corriente, y es que el ventilador tapa el diseño híbrido implementado por XPG. Este se trata de un prototipo temprano de la compañía, por lo que en caso de salir al mercado, el aspecto visual puede cambiar radicalmente. En concreto, el propio radiador del disipador actúa como radiador de la líquida, que es donde se fija una configuración de dos ventiladores PWM Vento Pro de 120 mm. Estos ventiladores son de alto rendimiento fabricados por Nitec. Esta configuración Push & Pull ayudará a reducir aún más las temperaturas de la CPU.

Podemos ver una especie de "módulo" en la parte superior, siendo ahí donde está la bomba de agua encargada de mover el líquido refrigerante a través del radiador. Al igual que una refrigeración por aire, el radiador es atravesado por varios heat pipes de cobre. Este sistema de refrigeración es capaz de soportar procesadores Intel y AMD con un TDP de hasta 280W. Esto implica que incluso se puede usar en CPUs HEDT como los Intel Xeon o AMD Threadripper. Evidentemente, también conformar un equipo gaming compacto con una CPU de alto rendimiento.

¿Tiene sentido un producto de este tipo a día de hoy?

disipador CPU híbrido (aire y agua) de XPG

XPG indica que un sistema de refrigeración híbrido como este tiene algunas ventajas. No solo es más pequeño y ligero que una AIO. También indica que es más eficiente que un sistema de refrigeración por aire. También añadió que ofrece compatibilidad con la iluminación LED RGB, pero poco afectará eso a la temperatura.

Evidentemente, podríamos tener lo mejor de una líquida de 120 mm, que es ser muy compacto, a lo que se le suma una mejor refrigeración. Ahora bien, como todo en la vida, esto tiene un precio. Si un disipador por aire de 50 euros te ofrece una buena temperatura, no tendría sentido pagar más del doble para rebajar una temperatura que ya es buena y que no te generará ningún tipo de beneficio. A la hora de la verdad es un prototipo como el de MSI. Lo que queda claro es que el hardware moderno tiene más carencias a nivel de disipación, y ya vemos como los sistemas de refrigeración híbridos están llegando como una solución a este problema.