Tesla llama a actualizar 200.000 coches en EE.UU. por culpa de la cámara de marcha atrás defectuosa

Los coches eléctricos han ido haciéndose un hueco en el mercado, pues ofrecen una serie de ventajas (al igual que desventajas) respecto a los vehículos que usan combustibles fósiles. Los eléctricos son totalmente silenciosos y pueden hacer gala de un hardware y software mucho más avanzado, incluyendo funciones de conducción autónoma. Tesla es una de las compañías más conocidas por esto, pero su reputación no es precisamente la mejor. Tras haber enviado a actualizar más de 2 millones de coches en EE.UU., ahora vemos que Tesla vuelve a hacer otra ronda de actualizaciones, afectando a 200.000 de sus coches debido a un problema con la cámara.

Elon Musk empezó a mostrar de lo que eran capaces los coches Tesla hace unos años. Los tráilers antes del lanzamiento de estos vehículos nos entraron mucho por los ojos, pues teníamos vehículos muchísimo más avanzados e inteligentes de lo que había en aquel entonces. Cuando empezaron a salir los primeros modelos había unas expectativas bastante altas que, en parte, se cumplieron. Es cierto que con Autopilot y FSD, Tesla ha podido ofrecer una experiencia de conducción autónoma, pero no se ha llegado al punto de que el propio coche sea completamente autónomo y podamos simplemente relajarnos en todos nuestros trayectos sin tocar el volante.

Un nuevo problema con la cámara de marcha atrás obliga a actualizar 200.000 coches Tesla afectados

Tesla-fuga-datos-100-GB-filtración

Tesla ha dado muchas promesas desde su fundación, pero no todas estas se han cumplido. Aunque sus coches parecían ser un gran avance frente a otras marcas, al final han sido un tanto decepcionantes si tenemos en cuenta la cantidad de problemas que han dado. Las "retiradas" o llamadas a actualización de los vehículos Tesla son completamente necesarias para poder solventar la gran cantidad de problemas que aparecen. Hace apenas un mes, millones de coches Tesla tuvieron que actualizarse y ahora tenemos 200.000 más que van a sufrir el mismo destino.

Esta vez no es Autopilot o accidentes al usar un Tesla, sino más bien de un problema con la cámara de marcha atrás. Según se indica, algunos coches han exhibido un mal funcionamiento de esta cámara, pues no se activaba cuando daban marcha atrás.

La actualización afecta a los modelos Tesla Model Y, Model S y Model X fabricados en 2023

Tesla-Model-X

Los vehículos Tesla afectados por la cámara de marcha atrás defectuosa son los Model Y, Model S y Model X fabricados en 2023, por lo que la actualización es en coches recién comprados. Según Tesla, esta envió alrededor de 1,8 millones de coches a lo largo de 2023, por lo que representa más del 10%. La NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE.UU.), anunció que el problema se debía al software y una actualización estaba en camino.

Los 200.000 vehículos Tesla retirados cuentan con FSD 4.0 y tienen las versiones de software 2023.44.30 a 2023.44.30.6 o 2023.44.100. La llamada a actualización de Tesla es básicamente ofrecer una actualización de software OTA. Los clientes de Tesla recibirán un aviso con información al respecto de lo ocurrido antes del 22 de marzo.