En unos años sustituirás tu móvil de última generación por esto: Rabbit R1, el dispositivo con IA y aspecto retro que hará casi todo por ti

Cuando la IA empezó a ser más y más popular, había un porcentaje de la población que consideraba que era negativa en la sociedad y era mejor no seguir adelante. En cuanto empezamos a ver como se reemplazaban trabajadores por la IA, todos temíamos por un futuro distópico donde íbamos a acabar perdiendo. Como hemos visto, la inteligencia artificial ha continuado adelante y no hay forma de pararla, pues cada vez genera más interés y se desarrollan nuevos dispositivos y tecnologías que la emplean. Así pues, tenemos el denominado Rabbit R1, un dispositivo con pantalla táctil que emplea la IA para controlar las aplicaciones por nosotros.

La inteligencia artificial tiene un potencial enorme y apenas hemos empezado a descubrir de lo que es capaz de hacer. Hace algo más de un año, ChatGPT llegó a nuestras vidas y con este, el mundo entero se enfocó en la IA como nunca antes había ocurrido. Las compañías tecnológicas más importantes del mundo como Google empezaron a desarrollar alternativas al chatbot de OpenAI, como la IA Bard. Por otro lado, teníamos a Microsoft que invirtió miles de millones en OpenAI y colaboró con ella. Gracias a esto, Microsoft añadió IA a la suite Office y posteriormente llegará a Windows 12.

El Rabbit R1 funciona como un asistente IA y tiene como objetivo sustituir a los smartphones en un futuro

La tendencia de todas las compañías gira en torno a la IA y eso incluye también los smartphones. Vimos hace poco como Samsung pondrá funciones que emplearán inteligencia artificial para mejorar varios aspectos de sus Galaxy S24. También hemos visto asistentes IA en forma de wearables, como el Humane Ai Pin. La industria no para de innovar en este aspecto y ahora tenemos un dispositivo nuevo denominado Rabbit R1 que hará uso de la IA de forma distinta.

El Rabbit R1 ha sido creado por la compañía Rabbit como su primer producto y su objetivo, al menos a largo plazo, parece ser que es sustituir al smartphone. Y es que, este dispositivo emplea la IA para encargarse de realizar tareas de forma automática, concretamente abrir y controlar las aplicaciones por nosotros.

Posee una pantalla de 2,88 pulgadas, 4 GB de RAM y una batería que dura un día entero

Funciones Rabbit

El Rabbit R1 tiene un diseño que se asemeja a la consola de aspecto para juego retro Playdate, aunque tiene con una pantalla más grande. Esta ocupa la mayoría del dispositivo y tiene un tamaño de 2,88 pulgadas. Posee también una cámara giratoria para hacer fotos y videos y una rueda y botón para navegar y hablar con el dispositivo. En su interior se encuentra un procesador MediaTek a 2,3 GHz, 4 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento. En cuanto a la batería, no se ha especificado su capacidad, pero la compañía indica que "dura todo el día".

El sistema operativo se denomina Rabbit OS y se caracteriza por hacer uso de IA basada en un "Gran Modelo de Acción" (LAM), en lugar de un gran modelo de lenguaje (LLM). Esta actúa de forma similar a Siri o Google Assistant, pues podemos pedirle que abra aplicaciones, envíe mensajes o compre cosas. Sin embargo, en el caso de Rabbit, su IA se ha entrenado con aplicaciones como Spotify o Uber como si fuese un usuario más. Así, ha aprendido a entrar en la pestaña de ajustes y cambiar opciones, a configurar las distintas aplicaciones y en general controla todo lo que está en ellas, mientras nosotros le demos permiso.

El Rabbit R1 también dispone de un modo de entrenamiento específico que se centra en otras aplicaciones y en la automatización de conjuntos de tareas más complejas. Por ejemplo, podemos pedirle que abra Photoshop y ahí le enseñamos a retocar una fotografía con los pasos a seguir. Tras 30 segundos, Rabbit entiende el procedimiento y lo aplica, como un script pero usando IA. Esto nos permite ahorrar mucho tiempo en ciertas tareas, pero nos deja con la duda de si confiar tanto en una IA es lo correcto. El Rabbit R1 ya se puede reservar por un precio de 199 dólares y se empezará a enviar en marzo.