Así es el Proyecto RT-X: 34 laboratorios del mundo trabajan para crear un cerebro capaz de controlar a todos los robots

Parece que cada día que pasa la inteligencia artificial está cada vez más presente en nuestras vidas. Estamos viendo aparecer aplicaciones que usan la IA en nuestro móvil y nuestro ordenador pronto seguirá el mismo camino, pero con el sistema operativo Windows 12. Está claro que la inteligencia artificial está en auge y ahora es cuando una iniciativa compuesta por 34 laboratorios llamada Proyecto RT-X surge para crear un cerebro robótico general y crear así robots humanoides que convivan con los humanos.

ChatGPT se ha convertido en una de las herramientas más importantes de la sociedad moderna. Podemos acceder a ella tanto por móvil como por ordenador y con tan solo escribir lo que queremos, la IA nos dará una respuesta casi inmediata. No importa si la búsqueda es una duda que tengamos en nuestra mente o un problema matemático, pues la IA es capaz de hacer eso y más. De hecho, en compañías como Samsung se empleó ChatGPT hasta el punto de pedirle generar el código fuente.

34 laboratorios del mundo trabajan en el Proyecto RT-X para crear un cerebro capaz de controlar a todos los robots

Constitución Robótica IA robots normas

ChatGPT o Midjourney son solo los inicios de la IA generativa, pues el futuro implicará algo aún más grande. Podemos pensar en una sociedad distópica o en las películas de Terminator, pues hay un proyecto en mente que desarrollará robots con inteligencia. El laboratorio de Google y el de la Universidad de California en Berkeley se unieron a otros 32 laboratorios de robótica ubicados en EE.UU., Europa y Asia. Estos 34 laboratorios trabajarán en el denominado proyecto RT-X, con el objetivo de crear un cerebro robótico general y con él poder crear robots humanoides que convivan con el ser humano.

Según se indica, crear un robot inteligente no es tan sencillo como ponerle ChatGPT, pues tienen que aprender no solo a hablar, sino a tener emociones y comportarse de forma acorde. Para poder llevar a cabo este proyecto, deben recopilar una enorme cantidad de datos con información sobre habilidades, tareas y comportamiento que deben tener.

Han empezado el entrenamiento con casi 1 millón de datos de 22 tipos de robots distintos

Robots IA trabajadores

Este tipo de datos se suelen usar para crear robots específicos, como los brazos robots que pueden cocinar o recoger objetos. Crear una única red neuronal capaz de controlar a todo tipo de robots es lo que se quiere conseguir, con este cerebro robótico general. Empleando la teoría del "cross-embodiment", se espera que entrenando a un número suficientemente grande de robots con una gran cantidad de datos, será posible controlarlos a todos.

Si hemos visto películas y obras de ciencia ficción, suena a mucho riesgo a que se descontrolen y puedan acabar contra la humanidad. El Proyecto RT-X trabaja con datos sacados de casi un millón de pruebas realizadas con 22 tipos de robots distintos. Si bien es cierto que aún están muy lejos de conseguir ese cerebro robótico general para controlar a todos los robots, han visto mejoras en otros aspectos. Por ahora han conseguido mejorar el rendimiento del entrenamiento de robots, consiguiendo una media de un 50% más de éxito a la hora de realizar tareas.