Intel Processor 300 a prueba: una CPU solo recomendable para uso ofimático

Desde Japón llega la primera prueba de rendimiento del Intel Processor 300, la CPU Raptor Lake más básica de la familia. Hay que recordar que este procesador implicó la muerte de la familia de procesadores Intel Celeron y Pentium. Eso sí, a la hora de la verdad, no es que aumente el rendimiento de la gama más básica de productos de la compañía.

En concreto, a nivel de rendimiento llega a ser un procesador Intel Pentium Gold de nueva generación. Básicamente no existe una drástica mejora de rendimiento, por lo que podemos decir ha sido más el impacto en lo que respecta al cambio de nombre, que cualquier mejora de rendimiento respecto a los procesadores que reemplaza.

El Intel Processor 300 es una CPU de 2 núcleos en pleno 2024

Intel 300

El Intel Processor 300 es un procesador de la familia Raptor Lake fabricado con la litografía Intel 7. Este ofrece únicamente una configuración de 2 núcleos de alto rendimiento (P-Core), por lo que se acompañan de 4 hilos de procesamiento. Estos núcleos funcionan únicamente a una frecuencia fija de 3,90 GHz y se acompaña de 6 MB de memoria caché. Pese a ofrecer únicamente dos núcleos, su TDP se podría considerar elevadísimo respecto a soluciones Arm, pues es de 46W. A nivel de gráficos, integra una simple iGPU Intel UHD Graphics 710 con 16 Execution Units y una frecuencia máxima de funcionamiento de 1,45 GHz.

Como referencia, podríamos decir que su predecesor es el Intel Pentium Gold G7400. Este se basa en la familia Alder Lake y comparte la misma litografía, configuración de núcleos, caché y TDP. La diferencia más destacable es que este procesador funciona a 3,70 GHz, es decir, 200 MHz más lento. Y sí, como habrás podido imaginar, a nivel de rendimiento la diferencia entre ambas CPU es muy pequeña.

El rendimiento de esta CPU es deficiente en la gran mayoría de aspectos

Intel Processor 300 rendimiento Cinebench 2024

Con estas especificaciones, no es una sorpresa de que el Intel Processor 300 sea un procesador a evitar. A evitar si su uso requerido va más allá de un uso ofimático, navegación web o multimedia. Para jugar no vale la pena, pues genera un enorme cuello de botella. Mientras que de media moverá un Cyberpunk 2077 a 56 FPS a 1080p, un Intel Core i9-14900K alcanzará los 285 FPS. Al menos en juegos más antiguos como el Call of Duty de moverá a 95 FPS, pero claro, con la mima configuración y GPU dedicada un Core i9-14900K alcanzará los 343 FPS. Hasta un Core i3-14100 rondará los 155 FPS.

En benchmarks de productividad el Intel Processors 300 se siente igual de lento. Básicamente, es 200 MHz más rápido que el Pentium Gold G7400, por lo que la diferencia de rendimiento es ínfima. En Cinebench 2024, hablamos de un rendimiento mononúcleo de 88 puntos y multinúcleo de 216 puntos. El Pentium Gold está a la sombra con 84 y 213 puntos de forma respectiva. El Core i3-14100 se aleja notablemente con 102 puntos en mononúcleo pero 490 en multinúcleo. Ya el Core i5 roza los 900 - 1.400 puntos, los Core i7 los 1.900 puntos y los Core i9 hasta 2.100 puntos.

Es lógico que veamos a esta CPU en los típicos Mini-PC económicos para uso ofimático. Fuera de ahí, no tiene sentido adquirir ningún equipo con esta CPU. Y menos aún sabiendo que cuesta 115 euros.