Intel: «La brecha con China en chips es de 10 años y será sostenible en el tiempo»

Seguimos con el Foro de Davos, y como adelantamos ayer, está dando realmente muchos titulares de todo tipo. Los líderes del mundo y de la tecnología se han reunido para acercar posturas, pensamiento y acuerdos entre ellos, pero también para conceder entrevistas. Una de ellas fue realizada a Pat Gelsinger, CEO de Intel, y en ella fue preguntado por todo lo que está pasando actualmente en China y cómo ve el panorama. El CEO de Intel fue tajante: "La brecha con China es de 10 años".

La entrevista para la CNBC es extensa para lo que suelen ser estas dentro de actos prácticamente protocolarios en un Foro como el de Davos. Y siendo un evento global, la pregunta era casi obligada, y más teniendo a Klaus Schwab enfrente, para el recién aclamado como rey de los chips al cerrar el 2023. ¿Cómo ve exactamente Intel todo esto de China y los chips siendo el mayor fabricante a nivel mundial?

EE.UU. está siendo realmente duro en las restricciones, Intel tiene que empujar más

Es casi todo el planeta contra China, ya que todos los grandes países tecnológicos han bloqueado al gigante rojo. Por ello, Xi Jinping ha regado de dinero a sus compañías con el objetivo de intentar bajar de los 7 nm actuales con doble patrón en el menor tiempo posible, y por ello, Intel debe seguir apretando en procesos litográficos para mantener o aumentar la distancia. Pat Gelsinger se refirió a este tema cuando fue preguntado:

"Con las políticas de exportación que se han implementado recientemente en general, como las políticas holandesas, las políticas estadounidenses y las políticas japonesas, de alguna manera ponen un pie, un límite, en el rango de 10 nm a 7 nm para la industria china de semiconductores. Por otra parte, estamos compitiendo para bajar de los 2 nm y luego de los 1,5 nm, ¿y sabes qué? No vemos el final a la vista".

Esto solo reafirma rumores que hemos visto en el pasado y filtraciones varias, donde hablamos de Intel 14A, por ejemplo, e Intel 10A, así que estos pueden quedar como nodos litográficos para SoC móviles o la industria automotriz, y quizás, solo quizás, tendríamos que hablar de Intel 15A tras Intel 18A, este último confirmado ya muchas veces por la compañía.

¿De verdad está China a 10 años de las tecnologías litográficas de Intel?

Intel-Pat-Gelsinger-Foro-Davos-2024

Hay tantas claves para lograr lo que hace ASML o Tokyo Electron, que realmente estamos hablando de los sistemas más avanzado del mundo en cualquier ámbito. Pero además, hay que tener en cuenta las herramientas de fabricación EDA, las de obleas, las propias obleas, líquidos, máscaras, gases y otros elementos que son necesarios e indispensables en los procesos.

Hay tal cantidad de elementos para poder lanzar una oblea grabada con una tasa de error realmente baja, que Pat Gelsinger no ve a China en la pelea actualmente, ni tampoco en pocos años:

"No es que China no vaya a seguir innovando, pero ésta es una industria altamente interconectada. Los espejos de Zeiss, el montaje de equipos de ASML, los productos químicos y resistentes en Japón, la fabricación de máscaras de Intel. Todo eso en conjunto genera una brecha de 10 años, y creo que es una brecha sostenible con las políticas de exportación que se han implementado".

En otras palabras, aislar a China con todos los socios de EE.UU. les impide adquirir cualquier material necesario y tienen que desarrollarlo ellos con industrias anexas en todos los niveles y estratos. Además, las restricciones y bloqueos permiten a occidente y sus socios mantener esa brecha de 10 años en el tiempo.

China tiene que avanzar más rápido y en menos tiempo, algo complicado viendo lo que le costó a ASML

Pat-Gelsinger-brecha-China-de-10-años-sostenibles-gracias-a-la-IA-en-Foro-Davos-2024

De esta manera, aunque China innove, occidente dará otro paso adelante, si no dos, manteniendo o ampliando esa brecha de la que habla Gelsinger. Teniendo en cuenta que Intel lidera el mercado de nodos litográficos con Intel 4 y que Intel 20A llegará en apenas unos meses, que su empresa está considerada por algunos como número 2 del mundo en chips, mientras que otros afirman ser el número 1, si algo se le puede otorgar a Gelsinger es credibilidad en sus palabras y criterio.

Ahora le toca mover a China, y rápido, porque Intel tiene el pie en el acelerador y como ya ha dicho su CEO, tienen la mirada puesta en los 1,5 nm con Intel 15A.