Google comienza a separarse de Samsung: el nuevo Tensor G4 del Pixel 9 Pro será probado por KYEC

Si recordamos, hace tiempo salieron ciertos rumores de que Google iba a dejar a Samsung para iniciar una carrera contra estos y contra Apple, así como contra Qualcomm, por los SoC de los móviles. Pues bien, el primer paso se ha dado. Y es que desde Taiwán llega información suculenta, puesto que Google ha movido las pruebas de su nuevo Tensor G4 a una empresa taiwanesa, en concreto, KYEC, la cual certificará las especificaciones y funcionamiento del mismo para, entonces, mover la producción a los de Corea.

Giro de 180º y rumores confirmados en parte. Google se prepara, da un paso más, para ser independiente en gran medida de Samsung, y por lo que parece, el diseño del Exynos modificado cada año va a pasar, posiblemente, a un diseño mixto entre los coreanos y los americanos. Todo con el objetivo de ser independientes como ya lo es Apple y siempre ha sido Samsung y Qualcomm.

Google Tensor G4, órdenes de prueba fuera de Samsung y dirigidas a KYEC

KYEC-Semiconductors

KYEC Semiconductors, con sede en Taiwán, es la escogida por Google para las pruebas y validación de sus IP, los cuales, ya están en frase de llegada a la sede que tiene la empresa en la isla y donde es originaria. KYEC es una "pequeña" empresa que hace varias funciones, pero la que le interesa a Google en concreto es la de pruebas con plataformas varias.

En este apartado se darán varias etapas que hasta ahora estaba haciendo Samsung, ya que los chips de Google siempre han tenido como base los de Corea, pero en este caso se van a desligar bastante al parecer. KYEC tiene miles de máquinas de pruebas esperando a los nuevos Tensor G4 (que no serán suficientes como veremos a continuación) lo que permite a los de Santa Clara lanzar múltiples pruebas al mismo tiempo y decidir sobre los rendimientos del nuevo SoC sin tener que estar esperando días.

A estos se les llaman chips de pruebas por su cometido, y entran dentro de lo que se conoce como la cadena de suministro de los chips, lo cual es un proceso totalmente normal.

Google compró máquinas específicas para los taiwaneses

Google-Tensor-G4-de-Samsung-a-KYEC

Esto es realmente extraño, pero al mismo tiempo es un refuerzo de la confianza de un gigante en una empresa más pequeña, que ofrecerá unos precios hasta un 20% inferiores a los de Samsung para la misma tarea. El problema es que Google necesita máquinas específicas para los SoC, y KYEC no las tenía, por lo que debía hacer un desembolso gigantesco, puesto que no son máquinas solamente, son plataformas enteras de testeo y comprobación de resultados.

Igualmente, cuando Google haya dado por buenos los datos y haya decidido el diseño en concreto de este Tensor G4, la producción será encargada una vez más a Samsung, puesto que el precio es mejor que el de TSMC o Intel. Al no incluir un nodo de vanguardia como es costumbre en la gran G, y depender del diseño de los coreanos, la opción más rentable sigue siendo el gigante de las DRAM y NAND Flash.

Pero esto puede cambiar en el futuro, ya que cuando Google tenga su propio diseño podría ir a cualquiera de los tres grandes a producir, y de hecho, los rumores sobre el salto a TSMC llevan tiempo con nosotros. La duda es ahora sobre el Tensor G4, ¿qué le está ocultando Google a Samsung que no quiere que vean en las órdenes de pruebas?

¿Nueva NPU? ¿Nuevos sistema de memoria? O quizás ¿es gran parte del diseño cosa de Google y no de Samsung? En 9 meses, tras el embarazo, llegará el parto, y tendremos en liza todas las novedades.