Las CPU Intel Arrow Lake de sobremesa ofrecerán hasta 24 núcleos con un TDP de 125W

Intel ha visto como ha comenzado a filtrarse información de sus futuras CPU Arrow Lake-S, es decir, las CPU Arrow Lake para equipos de sobremesa. En concreto, se filtró unas diapositivas que revelaría la configuración máxima que tendrá la 15ª Generación de procesadores Intel Core para equipos de sobremesa.

Si todo va como debe, será durante la segunda mitad de este año cuando lleguen los procesadores Intel Arrow Lake. Estos estrenarán un nuevo socket, el LGA1851, junto a los nuevos chipsets de la serie Intel Z890. Esta también será la primera plataforma de Intel que únicamente ofrezca soporte a la memoria RAM DDR5.

Las CPU Intel Arrow Lake ofrecerán una configuración de hasta 24 núcleos

Intel Arrow Lake configuracion de nucleos

Tal y como se puede ver en el documento filtrado, la configuración Arrow Lake S tope de gama ofrecerá una configuración de 24 núcleos. De esta forma no se aumentará el número de núcleos. También la configuración será la misma, que son 8 núcleos P-Core junto a 16 núcleos E-Core. Es decir, mantener la misma combinación de núcleos de alto rendimiento y de bajo consumo. Si bien se mantiene la configuración actual, al menos hablamos de un TDP de 125W, con una presumible notoria mejora a nivel de rendimiento. Existirían otras variantes de 22 núcleos (6x P-Core + 16x E-Core) y de 14 núcleos (6x P-Core + 8x E-Core).

Estos procesadores tendrán soporte nativo a una memoria RAM DDR5 hasta 6.400 MHz. Se añade una interfaz PCI-Express 5.0 x4 adicional pensando en el uso de un SSD PCIe 5.0 adicional. En concreto, la CPU tendrá 16x líneas PCIe 5.0 dedicadas a la GPU. Adicionalmente tendremos 4x líneas PCIe 5.0 para un SSD PCIe 5.0, junto a 4x líneas PCIe 4.0 para un SSD PCIe 4.0.

Intel Arrow Lake - conectividad ligada al chipset

Por parte de los chipset, el Intel 800 será capaz de ofrecer hasta 24x líneas PCI-Express 4.0. 8x líneas son dedicadas para dos SSD NVMe, junto a 4x+4x+2x líneas PCIe 4.0 para dispositivos conectados a la interfaz PCIe. Estos chipsets también dan soporte a una salida de vídeo DisplayPort 2.0 UHBR20, y se mantendría el soporte de Thunderbolt 4, por lo que no hará una versión mejorada.

Lo último que supimos era una mejora de rendimiento del 15% respecto a Raptor Lake Refresh

Intel-Arrow-Lake-CPU

En octubre de 2023, tuvimos las primeras filtraciones a nivel de rendimiento de Intel Arrow Lake. Se indicaban mejoras de rendimiento de hasta un 15% por vatio consumido respecto a los actuales Intel Core de 14ª Gen (Raptor Lake Refresh). No es que sea un salto notorio de rendimiento, pero es más o menos lo que hemos visto con los Intel Core Ultra. Es decir, que la principal mejora está ligada al consumo energético y emplear nuevas tecnologías. Podíamos hablar de un "reseteo" donde vuelven a una base donde sí existe un equilibrio adecuado entre rendimiento por vatio consumido.

Ahora bien, lo interesante será ver si Intel seguirá los pasos de AMD con Arrow Lake. Es decir, ofrecer unas variantes con más memoria caché enfocada únicamente a acelerar el rendimiento en el apartado gaming. Sin algo así, parece que Intel tendrá complicado llevarse la corona de rendimiento en juegos ante unos futuros Ryzen de sobremesa basados en la arquitectura AMD Zen 5 junto a la adición de la 3D V-Cache.