Call of Duty revela uno de sus mayores secretos: cómo empareja a los jugadores en la partidas, y no… No es por habilidad

Cada vez que jugamos a un juego competitivo online, nos enfrentamos a miles de jugadores en todo el mundo en partidas donde se nos emparejan con gente que supuestamente tiene un nivel parecido a nosotros. Para muchos jugadores esto es lo ideal, ya que jugar con enemigos y aliados que sean más o menos como nosotros, nos ofrece una experiencia más competitiva y satisfactoria. No obstante, parece ser que Call of Duty ha rechazado ese SBMM (Skill-based match making) y la habilidad no es el factor determinante, pues empareja a los jugadores usando una serie de distintos factores.

Aunque no lo parezca, los juegos se diseñaron en un inicio para ser competitivos y si no, mirad como la inmensa mayoría de juegos de máquinas arcade de la década de los 80 nos mostraban una tabla de clasificaciones con nuestra puntuación. En esa época, cuando las consolas y ordenadores personales aún no eran populares, los videojuegos se convertían en un nuevo método de ocio que nos motivaba a la vez a intentar superarnos a nosotros mismos. A día de hoy, hay quienes rechazan los juegos competitivos, pues prefieren jugar a videojuegos de un solo jugador como una experiencia más relajante. Sin embargo, no podemos negar que los juegos online siguen siendo muy populares.

Call of Duty no realiza un emparejamiento centrado en nuestra habilidad como jugadores

 0

Algunos de los juegos más jugados del mundo como Fortnite, League of Legends, Counter-Strike 2, PUBG o Call of Duty, son títulos diseñados enteramente para hacernos competir entre nosotros. Es cierto que nadie o nada nos impide tomarlos con más calma y jugar de forma casual, pero está más que claro que estos juegos y su diseño, están destinados a hacer que compitamos entre nosotros y vayamos mejorando con el tiempo. Para poder tener una experiencia satisfactoria, es necesario que el sistema de emparejamiento sea eficiente y no nos ponga en partidas injustas.

La saga de juegos de Call of Duty es una de las más populares en el género de los shooters de primera persona y aunque siempre ha permanecido siendo un misterio, ahora han decidido revelar su sistema de emparejamiento. Los creados de CoD ya avisan de que no se trata de un SBMM estándar donde la nuestra habilidad al jugar es lo más importante. De hecho, han publicado una serie de factores que afectan al emparejamiento, los cuales vamos a mencionar por orden de importancia.

Se basa en muchos factores y prioriza la conexión a Internet como el más importante de todos

Call of Duty EA Algoritmo Gran Hermano

El primero en prioridad y fundamental, es la conexión. No importa que seas un jugador con un K/D de 10 en tus partidas, pues si tu ping es muy alto, te vas a quedar con gente de ese nivel de conexión. Al menos así se entiende cuando se menciona el emparejamiento por el ping. El segundo factor más importante, es el tiempo para entrar en la partida, pues se priorizan a aquellos que entren rápido y no se salgan de las partidas. Tras esto pasamos al tercer factor o más bien factores, en cuanto a orden de importancia.

Aquí tenemos la cantidad de jugadores, mapas y modos de juego disponibles al igual que su popularidad. También se tienen en cuenta nuestros mapas y modos favoritos. Ahora por fin nos encontramos con el factor más importante para muchos, que no lo es tanto para Call of Duty, pues aquí se encuentra el nivel de habilidad y rendimiento del jugador para emparejarse con otros. Tras esto se determina el tipo de control que usamos, tanto si es mando como ratón y teclado. En penúltimo lugar nos encontramos con la plataforma en la que jugamos, sea consola o PC y por último, si tenemos o no el chat de voz activado.

Activision considera que juntar a los jugadores centrándose en la habilidad es un error, ya que tendremos constantemente partidas "sudorosas" donde tendremos que esforzarnos por ganar. Con este método de emparejamiento que usan, consideran que así hay más variedad en las partidas y podremos acabar dominando o siendo dominados por otros. Los jugadores con menor habilidad que no paran de perder tienden a abandonar el juego y en Activision no quieren eso. Por tanto, buscan priorizar tener la mayor cantidad de jugadores conectados y satisfechos con la experiencia online.