AMD Ryzen 7 8700G: 8 núcleos Zen 4 a 5,10 GHz y una iGPU Radeon 780M a 2,90 GHz

Hoy nos topamos con la filtración de la APU de sobremesa tope de gama, la AMD Ryzen 7 8700G. Sí, aunque sea un Ryzen 8000, lo que ya viene siendo común por parte de AMD, que es emplear una arquitectur de anterior generación. De esta forma, este año conviviremos con unas APU Ryzen 8000G con núcleos Zen 4, mientras que las CPU Ryzen 8000 llegarán con núcleos Zen 5. Aunque bueno, en la práctica ambas serían APU, pues incorporan gráficos integrados.

Lo que le convierte al AMD Ryzen 7 8700G en una opción muy interesante, es que incluye la iGPU tope de gama de la compañía, la AMD Radeon 780M. Esta iGPU es muy popular en portátiles y consolas portátiles. Es la misma que por ejemplo integra la consola ASUS ROG Ally. Ahora bien, aquí esta GPU se ve beneficiada de no depender de una batería ni limitaciones térmicas. Y sí, eso se traduce en velocidades más elevadas y un mayor rendimiento.

Esto es lo que sabemos del AMD Ryzen 7 8700G

AMD Ryzen 7 8700G especificaciones

Gracias a que se ha dejado ver por el software de benchmarking Geekbench 6.2.2, ya podemos hablar de sus especificaciones. El AMD Ryzen 7 8700G se trata de una APU de 8 núcleos y 16 hilos de procesamiento. Como ya comentábamos, hace uso de una arquitectura AMD Zen 4. Ahora conocemos que estos núcleos funcionarán a una frecuencia Base de 4,20 GHz, mientras que la frecuencia Turbo estará limitada a 5,10 GHz.

Esta APU cuenta con 8 MB de caché L2 junto a 16 MB de caché L3. Por otro lado, esta CPU se probó en una placa base ASUS TUF Gaming X670E-Plus WiFi con 32 GB de memoria RAM a 4.786 MHz. Sin sorpresas de por medio, deberían soportar configuraciones de hasta 256 GB de memoria dependiendo de la placa base utilizada.

La información conocida del AMD Ryzen 7 8700G se completa con su GPU AMD Radeon 780M. Basada en la arquitectura RDNA 3, esta ofrece 768 Stream Processors a una frecuencia de 2,90 GHz. Esto implica ser 200 MHz más rápida que la misma iGPU integrada en la AUS ROG Ally. Esto implica aumentar las frecuencias un 8% aportando pequeñas mejoras de rendimiento.

Este es el rendimiento la Radeon 780M en Geekbench

AMD Radeon 780M de Ryzen 7 8700G en Geekbench

El AMD Ryzen 7 8700G aportó un rendimiento bajo la API Vulkan de 35.427 puntos, y en OpenCL de 29.244 puntos. Como referencia, el AMD Ryzen Z1 Extreme de la ASUS ROG Ally me mueve sobre los 31.000 puntos en Vulkan y los 31.000 puntos también en OpenCL. Está claro que la diferencia es pequeña, pero el rendimiento del Z1 Extreme puede variar notablemente hasta caer hasta los 24.000 o 27.000 puntos. Los motivos son claros, y es el sobrecalentamiento.

De esta forma, podemos pensar que esta gráfica estará un peldaño por debajo de una NVIDIA GeForce GTX 1060 de 3 GB. Que como gráfica integrada en la CPU, está a la perfección. Bajo la API Vulkan, y en Geekbench, prácticamente empata con la GeForce GTX 1060 de 6 GB. Para uso doméstico, multimedia o jugar a todo un poco sin grandes pretensiones es una opción. Sobre todo teniendo en cuenta que a día de hoy una GPU dedicada de gama baja decente ya ronda los 200 euros.