Tesla retira más de 2 millones de vehículos en EE.UU. por fallos de Autopilot

Una de las compañías más importantes para Elon Musk es Tesla y de hecho, es esta el motivo de su riqueza. Musk tiene una gran cantidad de acciones en Tesla y debido a que no han parado de subir desde principios de año, podríamos pensar que significa que va bien. Sin embargo, la compañía se enfrenta a problemas por el piloto automático Autopilot provocando que Tesla tenga que retirar más de 2 millones de vehículos en EE.UU.

Los vehículos eléctricos fueron el primer paso para poder crear automóviles inteligentes, pudiendo incorporar chips y tecnologías que tenían sentido en este tipo de coches. Los coches eléctricos con funciones de conducción autónoma empezaron a hacerse populares gracias a Tesla. Esta compañía propiedad de Elon Musk, lleva más de una década desarrollando su sistema de conducción autónoma. Con Autopilot y FSD (Conducción autónoma total), la compañía se consideraba la más avanzada en el sector. Sin embargo, han ocurrido muchos accidentes debido a este sistema de conducción y podemos decir que quizá a Elon Musk se le subió el ego demasiado.

Tesla retira más de 2 millones de vehículos para solucionar problemas con Autopilot

Tesla Autopilot Accidentes

Tesla empezó este 2023 con una caída de sus acciones considerable, situándose en 113 dólares, una cifra que no veía desde 2020. No obstante, en muy poco tiempo logró recuperarse y en febrero sus acciones valían casi 200 dólares. A día de hoy y en estos momentos, el valor de sus acciones está en torno a los 246 dólares, por lo que podemos decir que ha estado subiendo a lo lago del año, aunque su pico ocurrió en julio. Teniendo en cuenta esto, poco después de empezar el año, es cuando se dio a conocer que los coches de Tesla tenían problemas, obligando a la compañía a retirar 362.758 coches en total.

Ahora volvemos con Tesla y de nuevo una retirada generalizada de sus vehículos, aunque en este caso son más de dos millones a lo largo de Estados Unidos. Tanto la compañía como la NHTSA han anunciado la necesidad de revisión de los vehículos, que en lugar de ir al taller, solo necesitan actualizarse con el último parche.

La actualización se encarga de añadir alertas más notorias y facilitar el uso de Autosteer

 1

La actualización en concreto es la versión 2023.44.30, la cual introduce alertas más notorias al activar el sistema de conducción autónoma. Autosteer recibirá nuevas comprobaciones de seguridad y una forma más sencilla de activarlo y desactivarlo. Los modelos afectados y que necesitarán "retirarse para revisión" serán el Tesla Model S, Model X, Model 3 y Model Y, fabricados y vendidos entre el 5 de octubre de 2012 y el 7 de diciembre de 2023.

Los vehículos fabricados y vendidos a fechas posteriores ya vendrán equipados con el último software. Esta actualización es obligatoria teniendo en cuenta la cantidad de accidentes que han ocurrido por utilizar la conducción autónoma. Muchos de los conductores la activaban y no permanecían atentos a la carretera. Hay que tener en cuenta que aunque los Tesla sí pueden conducir solos, están lejos de ser perfectos y ser completamente autónomos.