MSI permitirá que sus placas base AMD X670 admitan hasta 256 GB de memoria DRAM (4x 64 GB)

MSI ofreció un avance indicando que lanzará una nueva actualización de BIOS en las placas base AMD X670 para que la plataforma admita hasta 256 GB de memoria DRAM. Esto es un gran avance en la industria, y más después que de AMD e Intel trabajaran para dar soporte a la memoria DRAM DDR5 no binaria. Esta memoria permitió traer nuevas capacidades de memoria, y aumentando el techo de capacidad de memoria que el usuario podía instalar en su plataforma.

Hablamos de que estos módulos llegan en capacidades atípicas de 24 y 48 GB de capacidad. Esto dio lugar a rebasar el límite de 128 GB de capacidad a una nada despreciable cifra de 192 GB. Ahora, con el soporte de unos módulos aún más densos, este limite vuelve a aumentarse hasta los 256 GB de capacidad. Siempre y cuando la placa base tenga cuatro ranuras DIMM, claro.

MSI y el soporte de módulos de 64 GB de DRAM para alcanzar los 256 GB en la plataforma AMD X670

 0

En concreto, el hito de MSI llega por medio de una actualización de BIOS y una colaboración con Kingston. Como es lógico pensar, Kingston ha sido la compañía que le proporcionó los 256 GB de memoria DRAM (4x 64 GB) para validar estas pruebas. En concreto hablamos de unos módulos Fury Renegade DDR5 que funcionan a una frecuencia de 6.000 MHz con unas latencias que parecen ser CL36, funcionando a un voltaje que rondaría los 1,35v.

Este logro subraya la fuerte colaboración entre MSI y las principales marcas de memoria para conseguir un rendimiento mejorado y unos hitos notables. La memoria asociada para este logro es la memoria Kingston FURY Renegade DDR5, que ofrece una impresionante capacidad de 64 GB por módulo. Construida con el proceso de fabricación 1β (1-beta) de Micron, líder en la industria, permite nuevas capacidades nunca vistas para PC de doble canal.

Por ahora, la MSI PRO X670-P WiFi tiene garantizada esta actualización de BIOS

MSI placa base AMD X670 256 GB RAM

En concreto, esta ha sido la placa base que ha mostrado MSI acompañada de esos 256 GB de memoria DRAM. Adicionalmente, el sistema montaba un procesador AMD Ryzen 9 7900X.

Evidentemente, para cualquier mortal, esta cantidad de memoria es desorbitada. Como normal general, la mayoría de los gamers con equipos modernos están asentados en los 16 y 32 GB de memoria DRAM. Sistemas más avanzados para uso profesional o jugar y streaming se mueven entre los 32 y 64 GB. De esta forma estamos hablando de que para estos usuarios, esos 256 GB están muy lejos de ser algo útil. Hay que recordar que aplicar más cantidad de memoria RAM no se traduce en añadir una mejora de rendimiento.

De esta forma parece que la plataforma de consumo se está moviendo cada vez más al mercado HEDT. Con CPUs cada vez más potentes, acceso a las GPU más potentes del mercado, la memoria RAM podía ser un factor limitante que forzaba a muchos usuarios marcharse a una plataforma AMD Ryzen Threadripper o Intel Xeon. Ahora, con esta actualización, no haría falta realizar un movimiento que encarece bastante el presupuesto.

Por ahora MSI no ha revelado cuándo llegará esta nueva BIOS, pero dada que es de nicho, poco importará a la mayoría cuando llegue.