China se desespera con NVIDIA y TSMC: el tiempo de espera para recibir GPU para IA está fuera de control

Malas noticias para las pretensiones de China. El tiempo no juega a favor de las empresas de Xi Jinping y como adelantamos el lunes, NVIDIA ha pedido a TSMC otro Super Hot Run, y ahora sabemos los motivos en concreto. La demanda de GPU para IA es tan sumamente grande que ambas compañías, tanto diseñador como fabricante, están absolutamente desbordados y los tiempos de espera están desesperando a China.

Fuera de control, algo nunca antes visto. China se ha volcado con la IA de manera infinitamente más fuerte que con las criptomonedas o cualquier otra tecnología novedosa. Son conscientes de que quien se quede atrás ahora lo pagarán muy caro en el futuro. Es el sistema de desarrollo productivo que va a ser la cuarta revolución industrial, y China quiere estar en ella, pero...

NVIDIA y TSMC no dan a abasto: tiempo de espera para las GPU de IA de más de un año

NVIDIA-GPU-IA-China-retrasos-tiempo-de-espera-1-año

Si a los problemas con los chips que también vimos esta semana, donde Intel ha reservado las 6 primeras unidades de los nuevos escáneres de ASML para EUV High NA, para luego cederle el paso a Samsung, mientras que China sigue y seguirá en 5 nm DUV, ahora se le suma otro problema de cara a 2025.

Porque, por muy surrealista que parezca, desde la propia China, mediante Zhou Weiwei, director ejecutivo de InBev Digital, que la razón por la que las GPU para IA de NVIDIA son difíciles de encontrar y no hay ofertas es, precisamente, porque el tiempo de espera para recibir pedidos está fuera de control

En concreto, Weiwei dice que dicho tiempo de espera para cualquier empresa de China es de más de 52 semanas, lo que significa que cualquiera tiene que esperar más de un año para poder obtener los pedidos que hizo. Y estas son cifras optimistas.

Los retrasos de NVIDIA y la sombra de Raimondo pueden complicarlo todo

Jensen-Huang

La Administración Biden no está poniéndole fáciles las cosas a los de Huang. Bloquearon todos los chips de IA con potencial para China, y ahora van tras los últimos que ha diseñado la marca verde. Ya lo avisó Raimondo, que si creaban más chips, sacarían más leyes para crear otra restricción.

Encima, aunque los H20, L20 y L2 son derivados de los H100, A800 y L40, pero recortados en prestaciones, los de Huang tienen ciertos problemas no revelados con la implementación en servidores, por lo que han retrasado su lanzamiento a enero o febrero de 2024.

Esto está desquiciando a las empresas en China, que ven cómo la competencia americana y europea pone pies en polvorosa, y al mismo tiempo, Xi Jinping aprieta a sus diseñadores de chips para crear GPU para IA que, por lo menos, den oxígeno a la carrera por la Inteligencia Artificial. El mejor ejemplo lo tuvimos ayer mismo con la Moore Threads S4000.

Huang, como CEO de NVIDIA, comentó en una entrevista el lunes que China representa cada vez menos valor en su cartera, y que ahora mismo está sobre el 20% de las ventas, cuando hace un año estaba casi en el 50%. Adelantó que no dejará de lado a China y sus empresas y que cumplirá con las regulaciones comerciales que imponga EE.UU.

Un año en un sector tan veloz y tan ligero de movimientos como la IA es mucho, y más si se trata de GPU, pues NVIDIA va a ir a lanzamiento por año con su hardware, así que, en el mejor de los casos, China tendría la tecnología anterior de los verdes cuando estos presenten sus nuevos productos. Un varapalo más para los intereses de las empresas de Xi Jinping.