Apple pone en riesgo su inversión en India: el gobierno usó Pegasus para hackear los iPhone de periodistas y la compañía los delata en público

Apple es una de las compañías más importantes del sector y todo un referente en la industria. Para cumplir con la gran demanda de iPhone, tuvo que dejar atrás China y enfocarse en la India como el nuevo país donde fabricarlos y así también, librarse de los problemas con las restricciones. Antes de que la transición a la India se completase con éxito, la compañía ya se ha envuelto en problemas. Apple advirtió en a periodistas y políticos sobre unos piratas informáticos del gobierno que intentaban hackear los iPhone y la India no se lo ha tomado nada bien, pues se han puesto en contra de la compañía de la manzana mordida.

Desde que Estados Unidos ha impuesto restricciones a China para evitar la venta de chips, muchas empresas del mundo de los semiconductores y productos electrónicos han ido buscando países alternativos para continuar su producción. Compañías como AMD o Apple han decidido irse a la India, ya que así podían mantener un coste bajo a la vez que una gran productividad. La migración de China a India aún no se ha completado y estas compañías están aún en proceso de poner en marcha las fábricas y producción en masa.

La India no cree en las advertencias de Apple sobre el hackeo de iPhone

Apple fabrica más iPhone 15 India

Las inversiones multimillonarias en China ya han ocurrido y por tanto, podemos decir que India se puede convertir en el centro de fabricación principal de iPhone para Apple. Pero no todo ha ido bien, ya que en octubre Apple advirtió a los políticos del partido de la oposición de que había hackers en el gobierno indio que intentaban entrar en sus iPhone. Esto tuvo un impacto político bastante severo, lo que provocó confrontaciones, sobre todo con la propia Apple.

El gobierno de la India no estaba de acuerdo con estas advertencias e intentó desacreditar y presionar a la compañía para que las negase y dijese otras alternativas. Los representantes del primer ministro Narendra Modi hicieron todo lo posible para desviar las sospechas de que habían estado realizando ataques contra sus enemigos, como los periodistas indios y grupos de derechos digitales. No todo ha ido contra Apple, pues se ha formado un grupo de creyentes de la compañía de Cupertino, pues estos acusan a Modi y Gautam Adani de haber engañado y actuado contra las leyes. Uno de los portavoces de Adani negó que el magnate de la India estuviera implicado en un intento de hackeo de iPhone como decía Apple.

Los periodistas indios fueron afectados por el spyware Pegasus

 1

Se criticó también a la OCCRP, una organización sin ánimos de lucro que intenta defender ataques a periodistas de criminales y corruptos. De hecho, The Post también fue criticado por la India tras afirmar que un atacante se infiltró en el móvil de Anand Mangnale (periodista del OCCRP) e instaló Pegasus, un spyware del que hemos hablado en otras noticias.

Aunque la India critique a Apple y a otros medios, no puede ocultar la verdad. The Post, en colaboración con Amnistía Internacional, ha encontrado más ataques a los periodistas indios. El hackeo de teléfonos iPhone en la India que Apple afirmaba al final es verdad y se sospechaba de este tipo de ataques con Pegasus desde junio. Desde Amnistía Internacional avisan de que el uso de software espía en India no ha disminuido y sigue siendo una amenaza contra los políticos de la oposición. Esto no acaba aquí, ya que los funcionarios de la administración Modi llamaron al director general de Apple India, Virat Bhatia. Le pidieron que retirase las advertencias. Apple India se encargó de avisar mediante una declaración pública en su web sobre la protección de ataques patrocinados por el estado.

Esto levantó las alarmas y Apple India confesó que cometió un error y añadió algunas aclaraciones. Es más, pidieron a los periodistas tecnológicos indios de que las advertencias de Apple "podrían ser falsas alarmas" y que estos mensajes no se enviaron solo a la India sino a 150 países en todo el mundo. Todo esto ha acabado en un problema para Apple, ya que le conviene tener buena relación con el país hindú y más sabiendo que está destinando gran parte de su producción allí.