El Samsung Exynos 2500 haría uso de una GPU AMD con arquitectura RDNA 4

Hoy toca hablar del Samsung Exynos 2500 y su GPU. Si bien el Exynos 2400 aún no ha llegado al mercado, ya se habla de su sucesor. Este nuevo SoC se espera que sea realmente el primer SoC tope de gama de Samsung que sea capaz de competir de tú a tú con compañías como Qualcomm o MediaTek. Para ello, empleará su proceso de fabricación más avanzado, y recurrirá a la arquitectura gráfica de nueva generación de AMD que debutará el próximo año.

Estos primeros informes de @Tech_Reve indican un gran avance a nivel de CPU, GPU, y el uso de la memoria RAM más rápida del mercado para intentar competir con el segmento móvil tope de gama. De esta forma, toca ver en profundidad qué podemos esperar de este nuevo SoC.

Esto es lo que sabemos del Samsung Exynos 2500 y su GPU por ahora

Para empezar, como no podía ser de otra forma, estará fabricado en casa por Samsung Foundry. En concreto, se indica que será el primer chip de la compañía que haga uso de su proceso de fabricación a 3 nm de su fundición. Esto permitirá implementar los núcleos Arm de próxima generación a frecuencias elevadas sin tener un impacto tan decisivo en el consumo energético.

El aspecto más relevante está a nivel de los gráficos. Se indica que Samsung contrató a talentos relacionados con el desarrollo de GPUs para el Exynos 2500, y no para el actual Exynos 2400. El actual cuenta con una GPU Xclipse 940 basada en la arquitectura AMD RDNA 3. Su sucesor debutará con la arquitectura gráfica RDNA 4, lo que permitirá un notorio salto de rendimiento que le permita luchar con otras soluciones del mercado.

Como el punto menos relevante, este SoC será compatible con la memoria RAM más rápida del mercado, y esta no es otra que la LPDDR5T. Si bien es algo positivo, no es llamativo, pues el ya lanzado Snapdragon 8 Gen 3 ofrece esta compatibilidad. De igual forma, el MediaTek Dimensity 9300, que debutará en las próximas semanas, también ofrece soporte para esta memoria.

Samsung necesita ya dejar de depender de Qualcomm

Samsung Exynos 2400

El Samsung Exynos 2500 es vital para la compañía, ya que los SoC de Qualcomm no han dejado de subir de precio. Esto implica que sus dispositivos ven recortado seriamente su inversión de retorno. Si emplear un SoC de Qualcomm implica reducir sus ganancias, también puede implicar aumentar el precio de sus dispositivos. Un precio alto, terminará ahuyentando a los posibles consumidores a dispositivos más asequibles de otra marca.

Es por ello que un SoC de fabricación propia es esencial para mantener un precio atractivo, y todo ello con un aumento de las ganancias. A esto se le suma poder diseñar un SoC en base a sus propias necesidades, en vez de coger un producto "genérico" y adaptarlo a lo que ellos necesiten. Si bien es pronto para hablar del Exynos 2500, todo indica que será la última bala en la recámara de Samsung. Y más con una Qualcomm y MediaTek que asaltarán el mercado de portátiles Windows 11 en breve con sus propios chips de alto rendimiento.