EE.UU. lanza nuevas restricciones a los chips para IA y China responde: «Se nos obstaculiza injustificadamente»

No era cuestión de fe, era cuestión de tiempo. EE.UU. va a tensar la cuerda una vez más desde su lado, y China contesta aguantando el pulso. Con motivo del aniversario (sí, celebran el aniversario de unas sanciones a otros países) EE.UU. ya ha dejado claro que habrá una nueva revisión de dichas restricciones hacia China para los chips de IA, y los de Xi Jinping responden.

A veces la geopolítica entremezclada con la tecnología, chips de IA en este caso, se vuelve un poco surrealista. Y es que, para "calmar las aguas" (no es irónico, es literal) EE.UU. ha comunicado a su rival que implementará nuevas restricciones, o modificaciones de las ya existentes, con motivo del aniversario de las mismas que se produjeron por primera vez el 7 de octubre del 2022. ¿Cómo se lo ha tomado el país de Xi Jinping y qué novedades incluyen ahora estas restricciones? Para la primera tenemos respuesta, para la segunda, de momento, no.

EE.UU. advierte a China sobre sus planes para lanzar nuevas restricciones de chips para IA

Joe-Biden-vs-Xi-Jinping

Se habla desde Washington de "estabilizar las relaciones entre superpotencias", cuando lo que se debería de decir es algo así como una nueva amenaza a los intereses chinos. La diplomacia americana es como la llamada "democracia yanki", primero avisan, después disparan, y a veces ni eso.

En este caso, el Departamento de Comercio está trabajando en nuevas actualizaciones de las restricciones ya existentes que se dieron en octubre del año pasado para la exportación de chips. Cuando se dice que están trabajando, realmente se dice que están listas y por desplegar, porque si no, no se harían anuncios como el que vamos a ver a continuación:

"La República Popular China ha estado esperando una actualización alrededor del primer aniversario de las restricciones de chips para IA, basada en conversaciones con funcionarios de la administración"

El funcionario americano afirmó que sus compañeros habían informado a sus homólogos chinos sobre todo lo que iba a pasar, y desde hace semanas, pero, curiosamente, no desveló ningún detalle de estas nuevas restricciones.

China responde y comienza a trazar un nuevo plan

 1

Como todavía no se han hecho públicos los cambios o novedades que introducirán, pero que en referente al resto de países sí que podemos saber, China ha ofrecido una declaración oficial por parte del portavoz Liu Pengyu:

"China se opone firmemente a la sobreextensión por parte de Estados Unidos del concepto de seguridad nacional y al abuso de las medidas de control de exportaciones para obstaculizar injustificadamente a las empresas chinas"

Según Peter Harrell, ex funcionario de la Casa Blanca, "esto es un punto de inflexión". ¿Por qué no se han comunicado dichos cambios a pesar de que ya China los conoce? Pues porque la diplomacia americana pretende tejer dos objetivos al mismo tiempo. Por un lado, EE.UU. quiere que Xi Jinping se personifique en Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) que se celebrará, curiosamente, en San Francisco el mes que viene.

Por otro lado, está tejiendo la estrategia con Países Bajos y Japón para ultimar un golpe que, sin ser definitivo, pretenden hacer hincar la rodilla una vez más a China. Aquí entran de nuevo ASML y Tokyo Electron, entre otras. Lo visto ayer con el Kirin 9000S de Huawei, donde podrían haber sido modificados los escáneres para ser usados con un nuevo patrón doble para crear el SoC a 14 nm reales con una densidad próxima a los 10 nm de TSMC implican muchas preguntas por ahora.

Por tanto, es cuestión de tiempo que EE.UU. dé a conocer los cambios y nuevas restricciones, donde para ese momento seguramente China ya tenga el siguiente golpe directo al sino americano.