ASUS actualiza su ROG Ally: ahora con soporte para los 900p y se añade el AMD HYPR-RX

ASUS anunció el pasado fin de semana una actualización de BIOS de su consola ROG Ally, la cual añade nuevas características, como el AMD HYPR-RX, y arreglan algunos bugs. Entre las mejoras más relevantes, es añadir el soporte de una nueva resolución, además de añadir la tecnología AMD HYPR-RX. Tenemos optimizaciones, y algunos arreglos ligados a juegos, a su software Armoury Crate SE y a su iluminación. Dicho de otra forma, una actualización obligatoria para los usuarios de la consola.

Mejoras integradas en la última actualización de la ASUS ROG Ally (BIOS 331)

 0

Partimos con una de las mejoras más interesantes, que es ofrecer una resolución intermedia entre los 1080p (1.920 x 1.080 píxeles) y los 720p (1.280 x 720 píxeles). En este caso tenemos los 1.600 x 900 píxeles, el cual ofrece un punto dulce entre calidad y fluidez. Se ha arreglado un bug que evitaba que el EA SPORTS FC 24 y el Resident Evil Village, pudiera ejecutarse. Ahora la ASUS ROG Ally podrá reconocer correctamente monitores externos con una resolución 8K a 60 Hz.

Por otro lado, se resuelve un "bug extraño" donde los controles de la consola del modo gamepad al modo sobremesa. Siguen los arreglos pudiendo ahora ajustar el brillo de la iluminación LED RGB se podrá controlar correctamente. Esto implica reducir el brillo para que no moleste jugar en la oscuridad, o poder apagarla para ayudar muy ligeramente a la autonomía de la consola. Terminamos con hablarse de una optimización en general de la estabilidad de la consola.

La mejora más interesante: la consola recibe el AMD HYPR-RX

AMD HYPR-RX Rendimiento

De esta forma, la ASUS ROG Ally implementa el AMD HYPR-RX. Básicamente, es la combinación del AMD Super Resolution, Radeon Boost y Radeon Anti-Lag. En una GPU de nueva generación, todo esto se traduce en aumentar el rendimiento en hasta un 85% bajo una GPU con la arquitectura RDNA 3. Esto se consigue gracias, principalmente, a la tecnología de reescalado. Esta permitirá que la consola ejecute los juegos a una resolución nativa más baja (más rendimiento,) y luego la reescalarla a una resolución mayor para aumentar la calidad.

Evidentemente, la tecnología más esperada en las consolas de este tipo no termina de llegar. Hablamos del AMD FMF (Fluid Motion Frames). Aún AMD no ha hecho funcionar su tecnología en APUs, la cual aumenta drásticamente el rendimiento al "inventarse" un frame entre el frame de entrada y el de salida renderizado por la GPU. Añadir este frame implica aumentar drásticamente el rendimiento, hasta casi duplicarlo. En una consola de este tipo, con una pantalla muy pequeña, es muy interesante la mejora de rendimiento, ya que cualquier defecto gráfico es mucho más complicado de materializarse a la vista.

De esta forma, podemos ver como ASUS está muy involucrada con mejora a nivel de software su ROG Ally. De esta forma el usuario no solo sabe que esta consola es más potente que la Steam Deck, sino que también está recibiendo un gran soporte que está mejorando su desempeño y añadiendo nuevas características a lo largo del tiempo. Algo que incluso puede ser más relevante que la propia potencia en sí.