Las CPU AMD EPYC Venice con Zen 6 tendrán nuevo socket SP7 y hasta 16 canales de RAM en 2025

El asalto que prepara Intel en 2025 con sus nuevos nodos y arquitecturas es, en parte, un misterio, aunque sabemos un poco sobre lo que preparan. Los azules aterrizarán con sus E-Core a principios de ese año con su nueva arquitectura Clearwater Forest, que sustituirá a Sierra Forest, aun por debutar. Pero con los P-Core... Todo son rumores, y hay un GAP temporal en el roadmap que, según lo que se ha filtrado, dejaría espacio a una arquitectura MCM con Foveros 3D llamada Diamond Rapids. ¿Qué tiene que ver esto con AMD? Pues mucho, porque en Intel hablamos de microarquitectura de núcleos Lion Cove con hasta 144 núcleos, y los rojos tienen que responder. Lo harán, con Zen 6, Venice como nombre en clave y en un nuevo socket AMD SP7 para los futuros procesadores EPYC.

AMD tiene preparada la respuesta a Intel y no se va a dejar intimidar según lo que vamos a ver. Aunque no es mucho, sí que es una filtración relevante como tal, porque revela datos interesantes que veremos en poco más de año y medio. Una guerra en el tiempo que tiene como base y seña el hecho de que TSMC llegue a tiempo y esté a la altura de la apuesta de Intel 20A.

AMD EPYC Venice, nuevo socket SP7 para mantenerse en el trono

Y es que Intel viene fuerte y en muchos frentes. El diagrama no tiene fechas ni años, pero ya os adelantamos de que hablamos de 2025 y 2026 respectivamente, donde en servidores tendremos un BOOM de productos de la noche a la mañana. Siguiendo con AMD, lo filtrado es poco, pero es relevante.

Actualmente tenemos a Genova, Bergamo y Siena como las tres principales arquitecturas generales que engloban toda la apuesta de AMD en CPU para servidor, con los MI300 y sus variantes enfocadas a la IA y el HPC. Las GPU llegarán en los formatos habituales, y en CPU ya tenemos dos sockets distintos para las tres familias: SP5 con LGA 6096 y SP6, su sucesor, con LGA 4094.

Pues bien, 2024 no tendrá nuevas sorpresas aquí y el statu quo se mantendrán en AMD, porque todo está fiado, como decimos, a 2025 y más allá. La filtración indica que las CPU EPYC Venice llegarán en un nuevo socket SP7 para dar vida a los nuevos procesadores con arquitectura general Zen 6, debutando así en el mercado.

AMD paliará el problema del ancho de banda de la RAM a través de más canales

AMD-Intel-roadmap-CPU-y-GPU-para-2025

Es bien sabido que los IMC de AMD no son tan buenos como los de Intel en escritorio, pero en servidores actualmente están por delante. No en velocidad soportada, puesto que ambas plataformas TOP consiguen 4.800 MT/s, sino en número de canales.

Intel solo consigue 8 en DDR5, mientras que AMD ya ostenta 12... Y no se va a quedar ahí. Y es que las CPU AMD EPYC Venice con SP7 impulsarán dos variantes en este aspecto gracias a la arquitectura Zen 6, puesto que se ofrecerán con 12 canales de RAM y 16 canales, siendo esta última reservada a los procesadores de gama más alta.

Eso es posible gracias al nodo de 3 nm de TSMC (se especula con que podría haber variantes de 2 nm avanzado el año). Si tenemos en cuenta que el nombre en clave de la plataforma general es Morpheus, parece que AMD quiere poner a dormir a Intel. Veremos si, efectivamente, puede dejarles en el sueño eterno tras el primer golpe del año que viene, que será con Nirvana en 4 nm.

¿Será suficiente Morpheus para parar el ataque de Diamond Rapids? Lo que sí que parece es que, al menos, habrá competencia real en el mercado de servidores porque Intel vuelve a coger impulso. Si es suficiente o está por delante es algo que tendrán que demostrar.