China va a por Corea del Sur: creará centros de I+D en chips para apoderarse de los mejores trabajadores

Batalla perdida por los semiconductores en China frente a EE.UU., donde la mesa de negociación entre ambos países ha mostrado, según los presentes, quién ha ganado y quién ha sido derrotado. China jugó un pulso muy ambicioso pensando que tenía cogido por las partes nobles a América, y casi lo consiguen, pero ahora el dragón tiene que lamerse las heridas y ya piensa en una nueva víctima, porque su empeño no cesa. La industria china necesita talento, todo el que se ha ido a EE.UU. tras la orden de Biden, y por ello, quiere crear centros de I+D en Corea del Sur, pero...

Occidente se está poniendo muy seria con China. Incluso los estudiantes están sufriendo una especie de bulling selectivo si se procede de dicho país, porque los secretos comerciales y el talento nacional están en juego, por ejemplo, en Europa. Occidente se está blindando en muchos aspectos y todavía faltan flecos como golpear a Tiktok y sus datos, o terminar con Huawei y ZTE, entre otros, Lenovo posiblemente. Por ello, China necesita pescar en otras aguas.

Corea del Sur es el primer objetivo de China con sus centros de I+D

FAB-China

A los de Xi Jinping les está siendo difícil hacer negocios en occidente, e incluso acabar los estudios o formarse dentro del mundo empresarial. Europa y EE.UU. no se fían precisamente por la gran cantidad de problemas de robos de información, personal y tecnologías, nadie confían en China.

Corea del Sur vive un escenario parecido, puesto que ya vimos cómo un ex-ejecutivo de Samsung casi logra replicar una FAB en suelo rojo con los planos robados a Samsung. Pero entonces, ¿por qué sigue bailándole el agua a China? Xi Jinping ya sabe que el diseño de chips es un punto complejo ahora mismo porque los ingenieros americanos y el personal cualificado han volado con destino a Europa y a casa, así que la estrategia pasa por entrar en Seúl y Tokio.

Cortejo con sueldos altos que no seducen a los coreanos y japoneses

FAB-Occidente

China está haciendo un esfuerzo económico muy grande al intentar fichar a ingenieros de todas las grandes compañías de chips de Corea del Sur y de Japón, pero se está encontrando con una negativa por norma general. La planificación de captar talento extranjero de países vecinos no le está funcionando y por lo tanto, quiere mover ficha de manera más agresiva.

El informe asegura que China está pensando en establecer centros de I+D directamente en Corea del Sur para poder contratar gente y talento dentro del propio país y así intentar convencer al personal de que termine trabajando en China en un futuro próximo.

¿Por qué haría esto? ¿No hay talento en China? Realmente sí, pero no al nivel necesario actual para la industria de los chips, la más vanguardista de la historia. TSMC tiene problemas en Taiwán y EE.UU., y nada hace pensar que en Europa no sufra algo similar, y es la empresa más puntera del mundo con un desarrollo que solo Intel va a poder replicar en unos años.

China

China de por sí no tiene ni los conocimientos, ni las Universidades tan avanzadas, ni sus ingenieros tienen la creatividad occidental. Por lo tanto, lo más parecido a ese occidente que le nutría de personal cualificado lo tiene en Corea del Sur y Japón, así que si no puedes atraer, tendrás que ir a por ello. Lógicamente ambos gobiernos miran con recelo el movimiento, pero están en conversaciones con Xi Jinping para aprovechar huecos del mercado como el que dejó Micron, mientras EE.UU. intenta impedirlo. Un movimiento a tres bandas con el que China intenta hacer presión a sus vecinos.