Taiwán responde a EE.UU: «No vamos a permitir que destruyan TSMC»

Las declaraciones están subiendo de tono y la temperatura comienza a incomodar a propios y extraños. Taiwán, firme aliado de EE.UU. con el que tiene importantes negocios comerciales en gran parte por TSMC, ha salido a la palestra con unas declaraciones que son una respuesta a las vertidas por su aliado en cuanto a la empresa de chips. Dichas declaraciones dejan muy claro que no están para tonterías y salidas de tono, lo que evidencia que "aquí todos somos amigos, chico", pero no demasiado...

Desde Taiwán News llegan unas declaraciones oficiales de un importante miembro del gobierno de dicho país, en concreto, Chiu Kuo-cheng, el cual es Ministro de Defensa Nacional del país. Si Estados Unidos pensaba que Taiwán iba a ser algo así como su colonia protegida, mejor que se vayan pensando las cosas dos veces antes de dejar hablar a según qué personal de su gobierno o congreso.

Taiwán responde a EE.UU. de forma contundente sobre TSMC y el supuesto bombardeo

Taiwán-guerra-precios-chips

Tenemos que irnos casi mes y medio atrás para entender desde dónde vienen las respuestas. Y es que si nos sigues a diario seguro te acuerdas de las palabras de Seth Moulton, un congresista estadounidense con bastante poder que afirmó que "EE. UU. debería dejar muy claro a los chinos que si invaden Taiwán, vamos a hacer estallar TSMC".

Lógicamente, no es una posición oficial del gobierno, pero viene de un político "respetado" en el país de las barras y estrellas, y además, la administración Biden no contravino las declaraciones y el susodicho se retractó de sus palabras.

Los taiwaneses son muy orgullosos y respetuosos a partes iguales, por lo que estas declaraciones, ya con calma, han sido respondidas por Chiu Kuo-Cheng, el cual ha dejado claro que "si quieren bombardear esto o aquello, las fuerzas armadas no lo tolerarán".

El cruce de declaraciones es un "round 2" entre ambos socios

Taiwán-problema-reducción-agua

Y es que se podría calificar como un segundo cruce de declaraciones tras el primero, más agresivo por una de las partes, y más tranquilizador por parte de la otra. El presidente de TSMC ya dijo que no hacía falta atacar o bombardear TSMC, simplemente con aislar la isla de materiales necesarios por la empresa de todo el mundo, directamente, estaría inoperativa, porque esta necesita importar piezas, minerales e incluso en algunos momentos agua.

La tensión vivida el lunes refuta el hecho de que el ministro taiwanés le ha dejado claro a EE.UU. que las fuerzas armadas de Taiwán no van a permitir que un enemigo o socio ataque la isla, independientemente de su origen. Lógicamente, si el congresista americano dijo tal cosa es porque de alguna manera en la administración Biden tienen claro que China no se hará con el control de TSMC, y viendo el ataque americano al Nord Stream queda claro que EE.UU. hará lo que tenga que hacer para conseguir sus objetivos.

Esto se resume en un contexto donde las tensiones siguen incrementándose entre China y EE.UU., más si cabe después de que el boicot americano no esté saliendo tan bien como tenían planeado. Por lo tanto, vendrán más sanciones y vetos a las empresas y socios, de eso no cabe duda, pero la pregunta es ¿cuándo y de cuánta envergadura? Lo veremos en el próximo capítulo, porque la serie está lejos de terminar.