NVIDIA se queda sin GPU para IA hasta diciembre y sube sus precios

La irrupción de la IA en todos los ámbitos de la vida y las empresas tiene su primera consecuencia y no va a gustarle nada a las compañías. China está siendo el segundo epicentro de la IA a nivel mundial, donde sus empresas están colapsando a NVIDIA, ya que EE.UU. quiere más y más hardware también. A diferencia de los americanos, que parecen tener prioridad aquí, China ya está poniendo el grito en el cielo y según fuentes de la industria, NVIDIA se ha quedado sin GPU para IA, están agotadas, y los pedidos pueden llegar a ser entregados en diciembre.

Se está viviendo una fiebre de la criptominería, pero en el sector de la IA. Todos quieren GPU, todos quieren las tarjetas gráficas Ampere y Ada Lovelace, con AMD en un segundo plano y cogiendo impulso pese a que hace solo un año no veía nada claro el sector. La explosión de la IA es actualmente el campo de trabajo más amplio de la industria y como bien dijimos, está haciendo de oro a NVIDIA.

Los precios no paran de subir

NVIDIA H100 NVL Presentación

Se ha pasado de un mal momento económico a todo lo contrario. NVIDIA estaba de capa caída como el resto de compañías, pero llegó la IA y... Otra historia distinta. Desde China se informa de que los precios llevan subiendo casi 6 meses en las GPU destinadas a la Inteligencia Artificial, en concreto, se dice que desde diciembre del año pasado. Actualmente, el precio de los últimos cinco meses se ha incrementado en una GPU como la A100 en nada menos que un 37,5%, pero hay más.

La A800 exclusiva para China y con menores prestaciones ha visto en el mismo periodo de tiempo un incremento de su precio del 20% de media. Pero esto no es lo peor, lo más increíble es que la demanda es de tal calibre que no hay GPU disponibles.

Las GPU para IA de NVIDIA están agotadas y TSMC no da abasto

NVIDIA-A800-China-portada

Surrealista en pleno 2023 donde todo se está hundiendo. La demanda es tal que normalmente y en condiciones de mercado balanceadas, NVIDIA enviaba de un mes para otro sus tarjetas. Ahora, dependiendo del modelo en cuestión, se dan plazos de entre tres meses o más, hasta incluso algunos que no hay ni habrá stock hasta al menos diciembre.

Teniendo en cuenta los precios, donde una V100, por ejemplo, se vende por algo menos de 10.000 dólares, siendo el modelo más bajo de gama y acceso a la IA para tener un rendimiento mínimo y óptimo por dólar invertido, ya podemos entender la magnitud del problema.

Ni nombrar a la H100 que se va a más de 35.000 euros. Ahora sumémosle el incremento de precio y entenderemos la fiebre por la IA desmesurada, donde el coste se está disparando y aun así cada vez hay menos stock. Por su parte, TSMC está aumentando la capacidad de producción a marchas forzadas, sobre todo en la línea de empaque de GPU e interposer, quizás la más delicada del proceso por el tamaño de los chips y la cantidad de elementos a soldar

Esto, como era de esperar, tendrá una repercusión en el coste, si no actual, a futuro, tal y como pasó con las GPU para gaming y la minería de criptomonedas. Entre tanto, veremos cómo resuelve NVIDIA el hecho de que tenga sus GPU para IA agotadas, puesto que en realidad está perdiendo dinero al aumentar los plazos de entrega.