Microsoft juega sucio: pide al primer ministro de UK que investigue a la CMA por el caso Activision

El drama de Microsoft y la compra de Activision Blizzard dio un giro repentino ayer, dejándonos con un resultado que no esperábamos. El hecho de que los reguladores de Reino Unido, la CMA, acabara bloqueando a Microsoft tras aprobar la compra temporalmente, fue algo inesperado. Pero aquí no acaba la cosa, porque esta vez Microsoft se ha movido y ha pedido al primer ministro británico que examine a fondo a la CMA tras el bloqueo de Activision Blizzard.

Si hacemos memoria, Microsoft anunció a principios de 2022 que iba a comprar Activision Blizzard por nada menos que 68.700 millones de dólares. Este elevado precio está más que justificado, pues al adquirir estas empresas (incluyendo a King) tendría algunas de las sagas de juegos más populares del mundo. Todos hemos jugado alguna vez a un Call of Duty, un Overwatch, un Candy Crush en el móvil cuando tuvo su boom o la beta de Diablo 4. Estos juegos tienen la capacidad de vender decenas de millones de copias y la comunidad de fans es enorme.

Microsoft no va a retirarse sin luchar, pide ayuda al primer ministro británico

Microsoft Sony Call of Duty

Este fue el principal problema al que se enfrentó Microsoft, pues los reguladores de todo el mundo estaban en contra de que el acuerdo se cerrase. Consideraban que Microsoft tendría una posición dominante en la industria de los videojuegos una vez tuviera en su poder a Activision Blizzard. Tras muchas batallas apareció un inesperado "aliado", ya que la CMA británica aprobó temporalmente la compra. Esta aseguró que no había peligro al fusionar estas compañías y no afectaría a los juegos de consola en UK.

Al menos eso era lo que se dijo en aquel entonces, pues ya anunciamos que el 26 de abril sería la fecha para la conclusión definitiva de la CMA y efectivamente, ya la vimos, bloqueo a Microsoft. Pero la compañía no iba a quedarse de brazos cruzados y más después de todo lo que había luchado. Brad Smith, el presidente de Microsoft, criticó duramente la decisión de la CMA y ahí no acaba todo. Brad envió un mensaje al primer ministro británico, Rishi Sunak, pidiéndole que el gobierno analice a fondo a la CMA.

La conclusión de la CMA sobre Activision Blizzard podría no ser el fin para Microsoft

CMA Microsoft Activision Blizzard

Microsoft se ha esforzado continuamente en ofrecer todo tipo de acuerdos y ventajas para ver si los reguladores como la CMA daban el visto bueno a la compra de Activision Blizzard. Sin embargo, esos acuerdos de 10 años con Nintendo y Sony para Call of Duty han sido en vano, si tenemos en cuenta que la CMA ha bloqueado la compra. Para la compañía, esto ha sido prácticamente una traición, pues la CMA estuvo de acuerdo con sus propuestas e incluso compartió su punto de vista, aplicándolo al mercado de las consolas.

El problema es que a la hora de bloquear la adquisición, su argumento fue usando los proveedores de servicios en la nube a su favor. Microsoft se encuentra anonadado ante esta situación, no entiende como la CMA británica ha podido justificar el bloqueo por los servicios en la nube. Brad Smith aseguró que no tenía sentido, pues el mercado de los juegos en la nube de Reino Unido es tan pequeño, que ni siquiera proporciona servicios de streaming a más de 5.000 consumidores simultáneamente.

Ante esta situación, la CMA ha respondido con mayor calma, asegurando que han estado investigando durante 6 meses a Microsoft y examinaron más de un millón de documentos para tomar su decisión final. En estos momentos Microsoft está en una situación difícil, pero no está todo perdido. Cabe la posibilidad de llegar a un acuerdo con la CMA, haciendo que los juegos de Activision Blizzard se excluyan de la versión británica de Game Pass.