Intel cierra el Primer Trimestre del año con pérdidas récord en su historia

Intel presentó en la noche de ayer sus resultados financieros, y estos se traducen en el peor Primer Trimestre que ha registrado la compañía en su historia. Para ser exactos, los ingresos de la compañía cayeron en un casi 36% respecto al mismo periodo de 2022. Esto se tradujo en 11.700 millones de dólares. Si bien es una gran caída, al menos son mejores que las previsiones de Wall Street, que indicaba que ingresaría unos 11.040 millones. Por suerte, la compañía también vio como sus acciones perdieron un valor de 0,04 dólares por acción, respecto a la fallido pronóstico que hablaba de 0,15 dólares por acción.

Pese a estos ingresos, Intel registró una pérdida neta de 2.800 millones de dólares. Esto contrasta enormemente con la ganancia de 8.100 millones de dólares el año pasado. Los ingresos GAAP disminuyeron a 11.700 millones respecto a los18.400 millones del Q1 2022. Es el quinto trimestre consecutivo de caída de las ventas del gigante de los semiconductores y el segundo trimestre consecutivo de pérdidas. También es la mayor pérdida trimestral de Intel de todos los tiempos, superando al cuarto trimestre de 2017, donde Intel reportó una pérdida de 687 millones.

Si bien las acciones han subido de valor en un más del 9% en lo que va de 2023, son un 35% más bajas respecto al año pasado.

El mercado de PC ha tocado fondo, al igual que los ingresos de Intel

Ingresos de Intel primer trimestre 2023 - pérdidas récord

Si desglosamos los ingresos, la mayor fuente de ingresos vino de la división Client Computing con 5.800 millones de dólares (informática de consumo). Le sigue los Centros de Datos e Inteligencia Artificial con 3.700 millones de dólares. Redes y Computación en el Borde (Edge) aportó 1.500 millones. La división Mobileye 458 millones e Intel Foundry Services 118 millones.

La única división que creció fue Mobileye (vehículos inteligentes), reportando un aumento del 16%. Centros de Datos e IA fue la que más cayó con un 39%. Le sigue Computación con un 38%, Redes con un 30%, y la fundición con un 24%.

"Aún nos queda trabajo por hacer para restablecer el liderazgo en procesos, productos y costes, pero seguimos aportando puntos de prueba cada trimestre", declaró Pat Gelsinger en una conferencia sobre resultados financieros. "Los mercados de servidores y redes aún no han tocado fondo, ya que la nube y las empresas siguen débiles".

"Estamos observando una creciente estabilidad en el mercado de PC, con correcciones de inventario que se desarrollan en gran medida como esperábamos"

Intel espera revertir la situación con su As: su servicio de fundición Intel Foundry Services

 1

Desde que el nuevo CEO de Intel, Pat Gelsinger, asumiera el cargo en 2021, Intel se ha reestructurado para centrarse en ser una fundición de chips para otras compañías. Intel espera que para 2026 pueda fabricar chips tan avanzados como los fabricados por TSMC en Taiwán. Con ello, poder competir por trabajos personalizados como los chips más avanzados del mercado. Estos no son otros que los Apple A Series de Apple Silicon. En la actualidad, la compañía ya ha cerrado importantes acuerdos con compañías como Arm, Qualcomm y Mediatek. Incluso ha tendido la mano a NVIDIA y AMD para fabricar sus chips en un futuro cercano.

Según el último anuncio oficial de la compañía, Intel está trabajando con 43 potenciales clientes que fabricarían sus chips con Intel Foundry Services.

"Hemos obtenido unos sólidos resultados en el primer trimestre, lo que representa un progreso constante en nuestra transformación", ha declarado Pat Gelsinger, CEO de Intel.

"Hemos alcanzado hitos clave en la ejecución de nuestra hoja de ruta para centros de datos y hemos demostrado la salud de la tecnología de procesos que la sustenta. Aunque mantenemos la cautela ante las perspectivas macroeconómicas, nos centramos en lo que podemos controlar a medida que avanzamos en IDM 2.0; impulsar una ejecución coherente en todas las hojas de ruta de procesos y productos y avanzar en nuestro negocio de fundición para posicionarnos mejor para capitalizar la oportunidad de mercado de 1.000 millones de dólares que tenemos por delante".