El futuro de la guerra es la IA: «Hay que pensar en cómo luchar con enjambres de barcos y aviones»

Cuando Jensen Huang dijo aquello de que imaginaba un futuro con empresas dedicadas a la IA, donde esta cambiaría el mundo en todos los sentidos, sin duda, había que haberle puesto caso. Hoy, un general retirado del Ejército de los Estados Unidos con cuatro estrellas que operó hasta agosto del año pasado en su puesto de Comandante del Comando de Operaciones Especiales, Richard D. Clarke, afirma que la guerra del futuro es contra la IA y que esta va a evolucionar entre los distintos países.

El futuro pinta distópico total, la ciencia ficción empieza a quedarse corta cuando podemos ver a un militar de tan alto rango deslizar frases que, de otra manera y hace solo dos años, hubiésemos pensado que estaba delirando o algo peor. Pero no, el futuro nos atrapa y quien no esté preparado va a ser expulsado de mala manera. ¿No nos crees? Pues atento a lo que dice Clarke, porque no tiene desperdicio.

La guerra del futuro será contra países y contra la IA

China-vs-EE.UU.-Guerra-Fría-2

Mundo distópico, de Hollywood por lo menos. Clarke lanza una premisa más propia de un videojuego que de la realidad actual, pero que llegará en poco tiempo:

"Una persona puede controlar 20 aviones. Tenemos que visualizar el futuro con la IA y con autonomía, y pensar cómo vamos a luchar con enjambres controlados por IA de barcos y aviones autónomos y tomar [sistemas] pequeños y dispersos en amplios aspectos de una guerra".

Clarke tiene muy claro hacia dónde va el sector militar y cómo tiene que reaccionar ante lo que se viene encima. Dijo que la tecnología está cambiando todo y que por ello las nuevas herramientas que comiencen a llegar al ejército tienen que implementarse más rápidamente a manos de los soldados si lo que quiere EE.UU. es conservar su fuerza de ataque y disuasión.

Además, el ex comandante se acordó muy claramente de China y dijo que "nos ha robado, se han llevado nuestra investigación y desarrollo, y ahora, en algunos casos, nos han adelantado en ciertas tecnologías"

El espacio y el ciberespacio serán claves junto con la IA

IA-guerra-hardware-militar

Aquí Clarke ha puesto de manifiesto que sabe cómo está yendo la guerra de Ucrania contra Rusia, ya que tiene claros los objetivos y los argumentos:

"Piense en esto en el contexto cibernético: ¿por qué ha habido casi una docena de generales rusos asesinados? Pasan el rato en los puestos de mando y usan tanto el ciberespacio como el espacio, las imágenes satelitales permiten a las fuerzas ucranianas apuntar mejor a los puestos de mando rusos."

Por si fuese poco, el ex comandante afirma que otra de las guerras contra la IA será por la verdad, algo que Intel ya trabaja desde hace dos años de cara a poder validar qué imágenes son verídicas y cuáles no. Clarke lo ve de la siguiente manera:

"Cómo vamos a detectar qué es verdad y qué no. Ya puedes ver los comienzos de esto, donde nuestros adversarios están tratando de dividir nuestro país usando las redes sociales. Piensa qué falsificaciones profundas podrían hacer en el futuro. ¿Cómo vamos a compartir esa información, cómo vamos a resaltar esos deepfakes? Vamos a pensar en la verdad y en la información."

La carrera por la IA y las armas

China-guerra-espacial-Starlink

¿Crees que todo esto es cosa de un ex militar que ve el peligro en todos lados y que está alucinando? John Chambers, ex ejecutivo de Cisco, en la misma conferencia y justo antes de que Clarke hablase soltó como preámbulo lo siguiente:

"La IA será más grande que Internet y más grande que la nube combinada, en todos los aspectos de defensa."

Siempre es interesante escuchar el punto de vista de un ex militar de alto rango, pero también de personas que han dirigido empresas inmensas de redes y seguridad. Curiosamente, la visión de los últimos es más catastrófica que la de los primeros. Nos dirigimos a un mundo que avanza más rápido de lo que podemos digerir, donde todos quieren estar primeros y no parece importar mucho el cómo se consigan las cosas. La IA no es un juego, ya lo advirtieron profesionales de todo el mundo, podría acabar con nosotros a poco que evolucionase.

La carta firmada para pararla durante al menos 6 meses puede ser el preámbulo de una futura crisis mundial donde los prescindibles van a quedar fuera del mercado laboral y donde los ejércitos comiencen a intimidar mediante ataques cibernéticos respaldados por el dinero institucional. Es un nuevo juego mundial, donde las criptodivisas van a comenzarlo por un lado (CBDC) y la IA estará por el otro.