El diseño del Samsung Galaxy Z Fold5 sucumbe a las filtraciones

Samsung ha visto como se ha filtrado el diseño de su próximo smartphone tope de gama, el Galaxy Z Fold5. Nos encontramos así con el que será su nuevo smartphone con diseño plegable. Con unas dimensiones de 154.9 x 67.1 x 13.5 mm de espesor (154.9 x 129.9 x 6.3 mm abierto). Esto se traduce en ser ligeramente más pequeño que su predecesor, el Galaxy Z Fold4 (155.1 x 67.1 x 14.2-15.8 mm / 155.1 x 130.1 x 6.3 mm). El aspecto a destacar, que es mucho más delgado cuando cuando está cerrado. El mérito está en un nuevo mecanismo de bisagra.

Eso sí, si únicamente te centras en el diseño... el Samsung Galaxy Z Fold5 es casi idéntico a su predecesor. En esencia, a primera vista es posible que no se pueda distinguir entre el modelo nuevo y el antiguo. La única diferencia a nivel de diseño, es que ahora el flash LED de la cámara se sitúa a la derecha del primer sensor fotográfico del dispositivo. En el caso del Fold4, el flash LED estaba integrado dentro de la propia isla de la cámara, en concreto, debajo del último sensor.

De esta forma sucede lo que ya ha popularizado Apple, que es tener el smartphone más nuevo del mercado, y que poco importe a nivel de postureo. En esencia, los menos expertos pueden confundir un iPhone 11 con el iPhone 14.

Resto de la información conocida del Samsung Galaxy Z Fold5

Samsung Galaxy Z Fold5

Según las fuentes, se indica que el Samsung Galaxy Z Fold5, plegado, es capaz de ofrecer una pantalla de 6,2 pulgadas. Al abrirlo, se tendría acceso a una pantalla interna de 7,6 pulgadas. En esencia, el mismo tamaño de pantallas que su predecesor. Por lo que la única ventaja está ligada a un diseño ligeramente más compacto. Ambos paneles ofrecerían una tasa de refresco de 120 Hz.

En lo que respecta al hardware, no hay novedades. Empleará el SoC tope de gama de Qualcomm, el Snapdragon 8 Gen 2. Tendrá memoria RAM LPDDR5X, y un almacenamiento UFS 4.0 equiparable a un SSD PCIe 4.0 de gama media. A nivel de cámaras, se mantiene la misma configuración de triple cámara en la parte trasera. Eso sí, se desconoce si existirá una mejora relevante a nivel de sensores fotográficos. Al menos se adelanta que el sensor principal podrá capturar vídeo 8K a 30 FPS, lo que garantiza los 4K a 60 FPS. El dispositivo tendrá un certificado IPX8 para su resistencia al agua, y el panel exterior estaría protegido por el laminado Gorilla Glass Victus 2.

Se espera que el Samsung Galaxy Z Fold5 llegue oficialmente al mercado el próximo mes de junio. En caso de ser así, es de esperar que en las próximas semanas las filtraciones se intensifiquen.