Los semiconductores tocarán su máximo histórico en 2026 tras la crisis

Estamos en un momento económico duro. Bancos quebrando, estabilidad financiera que pende de un hilo, bancos centrales intentando calmar las aguas para que no haya un efecto contagio y todo en un marco donde, como hemos dicho esta mañana, la inflación no para de subir. Este 2023 no está siendo sencillo, pero el futuro en el sector que nos atañe, como hemos visto esta mañana con TSMC, parece muy prometedor y eso es síntoma de que las cosas van a mejorar, al menos según afirma el nuevo informe de Fab Outlook facilitado por SEMI. Así se va a conseguir el máximo histórico en semiconductores para el año 2026.

En 2021 y 2022 se disparó la demanda y debido a ello, la capacidad de fabricación de chips se tuvo que poner a la altura, sobre todo las obleas de 300 mm. Tras esto ha llegado el bajón, la caída brutal de la demanda y con ello la parada obligatoria en las FAB. El futuro pinta mucho mejor y ya se habla de datos impresionantes.

Máximo histórico en 2026 para los semiconductores

Máximo-histórico-semiconductores-2026

Contando en dicho informe con el hecho de que se toma como punto de partida el 2022 y se termina el análisis en 2026, los fabricantes de chips, en general, esperan un aumento de la capacidad de fabricación en dichas obleas de 300 mm en esos 4 años.

Lógicamente, como ya hemos ido viendo durante los últimos 8 meses aproximadamente, esto implica la creación de nuevas instalaciones y FAB. Por ello, el informe afirma que en todo el mundo y en ese periodo de 4 años se crearán 82 nuevas infraestructuras que ya están comenzando a funcionar este mismo año y hasta 2026. Ajit Manocha, presidente y director ejecutivo de SEMI, comentó lo siguiente:

"Si bien el ritmo de expansión de la capacidad FAB global de 300 mm se está moderando, la industria sigue enfocada directamente en aumentar la capacidad para satisfacer la sólida demanda secular de semiconductores. Los sectores de fundición, memoria y energía serán los principales impulsores del nuevo aumento récord de capacidad que se espera para 2026".

¿Quién va a liderar el cambio y la ampliación a nivel mundial?

Chips-recesión

Pues son todos nombres conocidos y esperables: GlobalFoundries, Hua Hong Semiconductor, Infineon, Intel, Kioxia, Micron, Samsung, SK Hynix, SMIC, STMicroelectronics, Texas Instruments, TSMC y UMC. Dado que China tiene que apretar de lo lindo en este sector, que Huawei ya tiene listas las herramientas EDA para 14 nm y que en producción tienen 3 años para lanzar sus primeras entregas, se espera que el país de Xi Jinping pase del 22% de cuota mundial al 25% en 2026.

Este porcentaje, en parte, será cogido a Corea del Sur, que pasaría del 25% al 23%, supuestamente, porque el mercado de la memoria encogerá un poco. La gran sorpresa es Taiwán, que está con un 22% del mercado mundial y obtendrá un 21% en poco más de dos años. Japón también caerá, bajando del 13% al 12% en el mismo periodo, pero entonces... ¿Quién crece?

Pues Estados Unidos y Europa, así como El Medio Oriente tendrán mayor presencia a nivel mundial para 2026. En concreto, el subidón llegará desde EE.UU. que pasará del 0,2% a nada menos que el 9% tras gastar cientos de millones de dólares. Europa y Oriente Medio suben del 6% al 7%, y por último el sureste asiático en general, con Malasia y toda la zona del pacífico, obtendrán el mismo porcentaje del 3% al 4% aproximadamente.

Intel Waffer 450 mm Obleas Chips

No se habla de volumen curiosamente, pero es de esperar que, para ese entonces, el año 2026, hayamos salido de la crisis o estemos comenzando a hacerlo, por lo que podría darse una especie de efecto rebote como pasó en 2020 y 2021 tras el confinamiento.

¿Será el inicio de otra burbuja en los semiconductores? Probablemente no, porque las condiciones son distintas, el mercado es más estable y los incrementos de demanda serán más prolongados en el tiempo, lo que no quita que el sector de la automoción, de la energía y la memoria demanden más chips, principales fuentes del cambio. Dicho esto, ya sabemos cómo se va a alcanzar ese máximo histórico en los semiconductores para 2026, ¿se cumplirá?