Rusia: «O tiran los iPhone o se los dan a los niños, a partir del día 1 están prohibidos»

Putin no se fía de occidente, Rusia no va a tener ningún pudor en implementar medidas de seguridad muy amplias y la pregunta es, ¿por qué ahora? Tras más de un año de guerra, tras décadas de hostilidades y con China de la mano, no se hace muy entendible que se refuerce la seguridad de los funcionarios, pero la explicación y respuesta a esto lo aclara todo: hay elecciones en 2024. Así es la prohibición de Rusia al iPhone y a todo teléfono Android.

Tras las ya más que justificadas excusas por parte del Kremlin hacia las elecciones que ganó Donald Trump y donde Rusia intervino manipulando las opiniones de los americanos mediante redes sociales, ahora el país del gas teme que la jugada le sea devuelta y ya está tomando medidas.

Rusia lanza una prohibición contra los iPhone: hará cambiar de teléfono a sus funcionariosPutin-al-teléfono

Estamos a poco más de una semana de dicho cambio y todo funcionario o empleado público en Rusia que tenga iPhone va a tener que dejarlo a un lado, al menos, hasta que pasen las elecciones. Aunque Apple ha incorporado muchas mejoras en seguridad, y pese a que esto ha hecho que iOS sea más seguro en general, las elecciones 2024 de Rusia no tienen perdón.

Piratería es la palabra clave, hackeo la que nadie quiere escuchar en el Kremlin. Las tensiones entre EE.UU. y Rusia tienen en el punto de mira la seguridad para unas elecciones que podrían destronar a Putin, y claro, el mejor método para captar conversaciones privadas son los teléfonos móviles, iPhone para ser más concretos, donde Apple estaría al servicio de entidades como la CIA.

Entonces, ¿qué va a hacer Rusia? ¿Optar por Android que es de Google y es americana? Pues no, no van a hacer algo así porque están en el mismo lugar, así que las medidas van a ser algo más complejas y a la vez van a simplificar un poco todo.

El Kremlin ni confirma ni desmiente en su totalidad

Putin-vigila

Al ser preguntados por este tema, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, no quiso confirmar nada, pero al mismo tiempo afirmó que los teléfonos inteligentes no deben usarse para asuntos "oficiales" con el siguiente comunicado:

“Los teléfonos inteligentes no deben usarse para asuntos oficiales. Cualquier teléfono inteligente tiene un mecanismo bastante transparente, sin importar el sistema operativo que tenga: Android o iOS. Naturalmente, no se utilizan con fines oficiales”.

El Kremlin cree, y con razón visto lo visto, que los dispositivos de Google y Apple son vulnerables a las agencias de inteligencia occidentales. Rusia ha sido muy tajante ante la insistencia y las preguntas, llegando a afirmar alguno de sus portavoces que "se acabó el iPhone, o lo tiran o se lo dan a los niños".

Lo que hará en Kremlin para que las comunicaciones sigan vigentes es proporcionar otros dispositivos con diferentes SO para reemplazar a los nombrados, como está pasando con las CPU, donde se especula que serían teléfonos muy simples para mandar SMS y llamar, muy básicos, que pueden ser controlados por la inteligencia rusa solamente. La fecha límite es este 31 de marzo, por lo que el 1 de abril el cambio debe de estar totalmente completado, las elecciones de 2024 están en juego y Rusia no va a dejar que EE.UU. o Europa se inmiscuyan de ninguna manera.