Ley de derecho a reparar: Europa pide repuestos durante 10 años

La Comisión Europea anunció una ampliación al nuevo conjunto de normas sobre el derecho a la reparación que ampara a todos los consumidores de la Unión Europea. Entre las nuevas normas, está añadir los dispositivos electrónicos móviles como smartphones y tablets a la lista de bienes que deben fabricarse teniendo en cuenta la posibilidad de reparación. Eso sí, estas nuevas normas tendrán que ser negociadas entre el Parlamento Europeo y los Estados miembros antes de convertirse en ley. Si finalmente se convierten en ley, habrán muchos más cambios que únicamente aquellos ligados a los requisitos de reparabilidad.

Esta ley dará más de un dolor de cabeza a las compañías. En esencia, con ella se busca que los fabricantes de hardware estén obligados a ofrecer repuestos de los productos dañados hasta 10 años después de la fecha de compra. Esto realmente no tiene mucho sentido en los dispositivos móviles, ya que son productos de "rápido consumo". Generalmente la mayoría de los usuarios suele cambiar de dispositivo entre dos y tres años después de su adquisición. Los motivos son evidentes, mejor tecnología, potencia, cámara o características.

En esencia, a la hora de la verdad, un pequeño nicho se aprovechará de las ventajas de tener acceso a piezas de recambio durante 10 años. Como ejemplo, sería exigir tener repuestos del iPhone 5s a día de hoy. En esencia, este dispositivo ya está obsoleto en términos de software y seguridad. Por no hablar de su poca potencia y ofrecer únicamente 1GB de RAM. Hay que recordar que Apple es una de las compañías que quiere bloquear este ley.

La Ley al derecho a reparar también fomenta los repuestos para reparaciones a sustituciones

 0

Esto también abre la puerta a que los dispositivos en garantía tendrán que ser reparados en vez de sustituidos. Esta norma llega para reducir los residuos que con toda probabilidad habrían acabado produciendo los aparatos defectuosos. La parte fundamental de la nueva directiva es que los fabricantes de dispositivos tienen ahora que ofrecer el derecho a reparación mucho después de que hayan expirado las garantías, y algunas categorías de productos están obligadas a ofrecer piezas para reparación hasta 10 años después de la fecha de compra, si el cliente lo exige

Según la nueva norma sobre el periodo posterior a la garantía, las empresas que fabrican bienes que la UE define como sujetos a requisitos de reparabilidad (por ejemplo, electrodomésticos, equipos informáticos comerciales y, en breve, teléfonos móviles y tabletas) están obligadas a reparar tales artículos durante cinco a diez años después de la compra si el cliente lo exige y la reparación es posible. Obviamente, hecha la ley, hecha la trampa, conociendo ya casos donde sale más caro reparar el producto que comprar uno nuevo.

La Comisión Europea también quiere una plataforma con información de las reparaciones

ifixit reparacion iPhone Pro - Ley de derecho a reparar

La norma de reparación posterior al periodo de garantía también establece la creación de una "plataforma de comparación de reparaciones" en línea para los consumidores de la UE, y pide la creación de una norma europea de reparación que "ayude a los consumidores a identificar a los reparadores que se comprometen a una mayor calidad".

"La reparación es clave para acabar con el modelo de 'coger, fabricar, romper y tirar', tan perjudicial para nuestro planeta, nuestra salud y nuestra economía". Dijo Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo del Pacto Verde Europeo.

Lo que más preocupa de la nueva directiva es que no menciona nada sobre el coste de las reparaciones. Debido a esta obligación, podríamos acabar viendo una escalada de precios en las piezas de recambio y los costes de reparación. En esencia, lo que ya decíamos con anterioridad. Esto haría que la nueva directiva perdiera sentido, ya que podría resultar más barato adquirir un producto nuevo que repararlo. Tocará esperar para ver finalmente la Ley de derecho a reparar obliga a que las marcas ofrezcan repuestos de sus productos por 10 años.