Xiaomi arranca el año con complejo de creerse Apple: sube los precios

Xiaomi está siendo duramente criticada desde que anunciara en el día de ayer el lanzamiento de sus nuevos smartphones, auriculares o reloj inteligente. El motivo es muy evidente, y es que Xiaomi se sube al carro de aumentar los precios considerablemente. Hasta el punto de entrar en un terreno Premium que hasta ahora lideraba Apple con Samsung pisándole los talones.

Un claro ejemplo vimos en el día de ayer con los Xiaomi 13. El modelo más básico, con un SoC Snapdragon 7 Gen 1 y 8 GB de memoria RAM LPDDR4X, se anunció a un precio de partida de 499 euros (más del doble de lo que costaba un Xiaomi 10 Lite). La gama media, con el Xiaomi 13, los precios arrancan en los 999 euros, mientras que el modelo de alta gama, el Xiaomi 13 Pro, parte en nada menos que los 1.399 euros. A esto hay que sumar que aún hay que esperar al buque insignia, el Xiaomi 13 Ultra.

Xiaomi quiere ser una marca Premium cuando siempre fue asociada a económica

Apple vs Xiaomi

En esencia, estamos hablando de unos precios dignos de dispositivos de Apple. Xiaomi no tiene ni de lejos el prestigio de Apple, por no hablar de la notable devaluación de precio de sus dispositivos. Como ejemplo, los iPhone retienen la mayor parte de su valor no solo tras los primeros meses de lanzamiento, sino incluso un año después pese a que se haya anunciado su sucesor. A esto también se le suma que, en casa, en Android, la compañía ya busca equipararse a los Galaxy S23 de Samsung.

Seamos sinceros, si alguien piensa en gastarse 1.400 euros en un smartphone, la última marca que pensaría hacerlo es en un Xiaomi. No es una mala marca, no es un mal móvil, pero todo el mundo piensa en Xiaomi como un dispositivo equilibrado entre prestaciones y precio. Ahora, la única diferencia que pueda tener con un Samsung Galaxy S23, se limita a los sensores fotográficos o capacidad de batería, ya que el resto del hardware lo comparten. Eso sí, Samsung siempre ha sido una marca Premium de referencia dentro de la plataforma Android, y no ganó su fama ofreciendo precios agresivos para destacar entre la competencia.

El problema de la subida de precios de Xiaomi no solo está en los smartphones

Xiaomi Buds 4 Pro

El resto de los anuncios de la compañía pasaron por unos nuevos auriculares, los Xiaomi Buds 4 Pro. Yendo a lo que interesa, estos auriculares se anunciaron a un precio de nada menos que 249,99 euros. Es decir, buscando a equipararse a unos Airpods Pro, unos auriculares de 299 euros que, en términos de calidad sonora, no justifican su precio.

Por otro lado, anunció un nuevo reloj inteligente, el Xiaomi Watch S1 Pro. Estos saldrán a la venta a un precio de 299,99 euros. Precio equiparable a lo que podemos encontrar en el Apple Watch SE.

Para terminar, también anunció un nuevo patinete, el Xiaomi Electric Scooter 4 Ultra. Sigue limitado a 25 km/h, su autonomía es de hasta 70 kilómetros, añade supensión, pero su peso aumenta de 16 a 25 kilogramos. No solo aumenta de peso, sino también de precio, ya que saldrá en abril a un precio de nada menos que 999,99 euros.

Tal y como podemos ver, ya se dejaba entre ver en todo el 2022. Pero 2023 deja claro que Xiaomi ha dejado de ser una marca accesible en todos los sentidos. Este movimiento llega en un momento de recesión, así que tocará esperar para ver si ha sido inteligente aumentar el precio de todos sus nuevos lanzamiento. En esencia, la marca tiene que transmitir la imagen de que vale pagar los precios que piden.