Ayer fue Intel, hoy GlobalFoundries avisa: «Estamos en desaceleración»

Poco a poco se va pinchando el globo, y no el chino precisamente, sino el americano. La burbuja que se estaba viviendo con el "nuevo petróleo" está cayendo. Primero AMD reconoció que este primer trimestre iba a ser el más duro, luego Intel comienza a retroceder en sus planes y hoy GlobalFoundries ha sido tremendamente clara: estamos en una desaceleración.

No es uno de los principales actores de la industria, pero lo fue en su momento sin lugar a dudas y ahora mismo está en un segundo plano, pero volviendo a crecer y a un ritmo que más quisieran Intel, Samsung o TSMC. En 2022 obtuvo su mejor año como compañía, y ahora están asustados con lo que viene, del éxtasis al temor más infundado en apenas 6 meses...

GlobalFoundries avisa: "En 2023 tendremos una desaceleración"

GlobalFoundries

Por mucho que digan las compañías por todo el globo, los indicadores no auguran nada bueno, y además, no tienen que ver directamente con ellos, pero sí indirectamente. Hablamos por supuesto de la economía, en concreto, de la más importante del mundo, la americana.

El IPC en EE.UU. bajó al 6,4% en enero y la subyacente al 5,6%, que es menos de lo que se esperaba, pero, aunque medianamente positivo estos datos, la realidad es que en términos mensuales hubo una subida del 0,5% y del 0,4%, lo cual asusta y mucho. Es decir, la FED no sabe cómo parar la inflación.

La relación de estos datos y lo que están haciendo las compañías está totalmente vinculado. Intel está parando las inversiones, TSMC para la maquinaria, Samsung ya lo hizo y parece que retoma un poco el empuje por las HBM. Otras como SK Hynix o Micron sufren suertes parecidas y dispares al mismo tiempo, dependiendo de donde se mire y ahora GlobalFoundries está poniendo la tirita en la herida antes de que se produzca diciendo que habrá una fuerte desaceleración.

Ingresos récord que van a terminar en una caída

GlobalFoundries-Récord-ingresos-NASDAQ

La pregunta es cuándo y cuánto. Que toda la industria de los chips va a caer y que poco va a importar el dinero público que se les ofrezca es evidente. Todos van a coger dicho dinero, construirán lo que vean viable para intentar tener una ventaja estratégica en base a la producción, pero todo desde el punto de vista de la suficiencia y no la excelencia como se estaba vendiendo.

La desaceleración que nombra GlobalFoundries es solo la precuela de la recesión económica que vamos a sufrir y, posiblemente, muchos países entren en crisis, afectando a todo ciudadano medio e incluso adinerado. ¿Por qué? Pues porque la inflación tiene un componente positivo, y no es más que una mayor recaudación que hace bajar la deuda de cada país a costa del contribuyente.

¿El problema de esto? Que en países como el nuestro no se está aprovechando así porque se está destinando a gastar más y a lanzar medidas que afectan negativamente a las empresas en un momento donde se tendría que recortar el gasto. Léase subida del SMI, por ejemplo.

Teniendo en cuenta las deudas de los países, y de que en vez de recortar se están ofreciendo mediante ley suculentos beneficios económicos de inversión a las empresas privadas, cuando estas no están vendiendo ni de lejos al nivel que esperaban, todo suena y apunta a un colapso sin precedentes en el sector, el cual empezará primero por lo económico y después por lo social.

La principal medida ya la estamos viendo tras las subidas de tipos de interés: despidos masivos. Lo peor parece que está por llegar por mucho que algunos quieran ver el final del túnel.