Japón y Países Bajos se unen a EE.UU. en las restricciones a China

Tal y como los rumores indicaban, tanto Japón, como los Países Bajos, se unirán a Estados Unidos en lo que respecta a la imposición de restricciones de chips a China. Según se indica,el esfuerzo conjunto es una ampliación de la política del presidente estadounidense Joe Biden para limitar la capacidad de China de fabricar y desarrollar sus propios semiconductores. Estos son utilizados para la IA y el Machine Learning en el ejército, pero también afectará a la industria de la tecnología móvil.

Esta "alianza" llega después de que los fabricantes de equipos estadounidenses se quejaran de que impedir únicamente a las empresas estadounidenses comerciar con China estaba afectando a su competitividad.

Como viene siendo costumbre, esto hizo "reconsiderar" al Gobierno holandés y japonés. Tras esto, cambiará la forma en que ASML, junto con Tokyo Electron, están exportando su tecnología a China.

Una alianza de restricciones para evitar que China avance en el desarrollo de chips... por ahora

 0

En esencia, esta alianza hará que la famosa compañía holandesa, ASML Holding, tenga prohibido enviar cualquier máquina de litografía ultravioleta a China. En decir, restringir al país la capacidad de poder "imprimir" sus propias obleas para la creación de chips. Por otro lado, las restricciones serán similares para la compañía japonesa Nikon Corp.

De esta forma, si China quiere fabricar chips de vanguardia, no tendrá más remedio que crear sus propias máquinas litográficas, lo que frenará el avance de su industria. Es evidente, que el primer paso será desmantelar la maquinaria actual para realizar ingeniería inversa y reducir los tiempos de desarrollo.

Las restricciones para China serán un simple contratiempo a corto plazo. A largo plazo, es evidente que el país conseguirá la independencia tecnológica. Según informa Bloomber, este movimiento tiene como único objetivo "socavar la ambición de Pekín de crear sus propias capacidades nacionales de fabricación de chips"

Esta alianza llega después de que el propio consejero delegado de ASML, Peter Wennink, advirtiera de que el control de las exportaciones de maquinaria litográfica por parte de EE.UU. acabaría empujando a China a desarrollar su propia tecnología avanzada. "Eso llevará tiempo, pero al final lo conseguirán", afirmó el ejecutivo.

"Funcionarios estadounidenses, holandeses y japoneses están a punto de concluir las conversaciones tan pronto como el viernes, hora de EE.UU., sobre un nuevo conjunto de límites a lo que se puede suministrar a las empresas china", dijeron las fuentes.

"Las negociaciones continuaban a última hora del jueves en Washington. No está previsto anunciar públicamente las restricciones, que probablemente se aplicarán de forma inmediata".

China se había adelantado al desastre

Huawei SMIC China escáner EUV

Hay que recordar que China ya está diseñando chips con un diseño chiplet por IA. Sus compañías locales están haciendo un gran avance en el desarrollo de sus propios chips gráficos para IA y gaming. Y para más inri, desde mediados del año pasado, se conoce que Huawei estaba trabajando para crear una máquina litográfica que permitiera a las empresas locales llevar sus diseños de chips a un proceso de fabricación de 7nm.

A esto se le suma que a mediados de diciembre, conocíamos que China entregaría hasta 143.000 millones de dólares a su industria de chips. Está claro que todas estas sanciones frenarán el desarrollo de China, pero es evidente que China llegará a la vanguardia tecnológica.

Será interesante conocer qué pasará cuando tenga la capacidad de nutrir al país al completo con tecnología propietaria. Esto supondría eliminar del mercado la tecnología de occidente. Y sí, China es el principal mercado de una gran parte de la industria.