La Intel Arc A770 Limited Edition ve su precio reducido hasta los 355 euros

Como ya viene siendo costumbre, ha sido en Alemania donde la Intel Arc A770 Limited Edition ha alcanzado un nuevo precio mínimo para el mercado europeo. Ha sido allí donde esta tarjeta gráfica se puede comprar ya a un precio de 355,50 euros.

Como referencia, en nuestro mercado, ese prácticamente es el precio de la Intel Arc A750. Esta gráfica se encuentra actualmente en oferta a un precio de 350 euros. Eso sí, su hermana mayor, la Arc A770, tiene un precio de 418 euros. Es decir, 62,5 euros más respecto a su precio en Alemania.

Una Intel Arc A770 Limited Edition por 355 euros es una opción a tener en cuenta

Precio Intel Arc A770 Limited Edition en Alemania

Teniendo en cuenta que esta GPU compite con la NVIDIA GeForce RTX 3060, estamos ante una muy buena opción. La RTX 3060 más económica que podemos encontrar en el mercado parte en los 360 euros. Si tenemos en cuenta que la Intel Arc A770 es más potente, pues es evidente que es una gran opción en el segmento de gama media.

Con los drivers antiguos, una Intel Arc A770 Limited Edition es un 2% más rápida que la GeForce RTX 3060 a una resolución 1080p. A una resolución 2K la diferencia es del 10%, mientras que a 4K, la diferencia se amplía hasta el 16%. Si tenemos en cuenta la mejora de rendimiento en todos los juegos modernos, y que en los juegos antiguos también han aumentado notablemente su rendimiento, estamos ante una gran opción en el mercado. Incluso activando el Ray Tracing, la GPU de Intel da la talla.

Uno de los últimos drivers de Intel aumentaron el rendimiento de su GPU en un 8%

Intel Arc A770 Portada

Ya que lo mencionábamos, a mediados del mes de noviembre Intel lanzó unos controladores gráficos que mejoraron el rendimiento de su GPU en hasta un 8%. Dos semanas más tarde, la compañía siguió realizando mejoras de rendimiento y arreglos de problemas y compatibilidad.

El mayor punto débil de todas las GPU Intel Arc se resolvió a principios del mes de diciembre. En esencia, solucionar los notorios problemas de rendimiento que tenían estas GPU en juegos antiguos basados en la API DirectX 9 o DirectX 11. Según la compañía, estos drivers implementaron mejoras de rendimiento de hasta un 80% en juegos basados en la API DirectX 9.

En esencia, todos los meses hemos visto una gran evolución de Intel en términos de rendimiento y arreglo de problemas. Tras esto, Intel se está ganando la confianza de los gamers, ya que lo fácil es lanzar el hardware, pero lo más difícil es lanzar de forma periódica unos drivers que además de solucionar los problemas que se han encontrado por el camino, también añaden un valor añadido a la GPU aumentando su rendimiento. Si a esto le sumamos que la Intel Arc A770 Limited Edition ha comenzado a bajar de precio, pues es una opción muy a tener en cuenta cuando el presupuesto es ajustado.