China dice adiós a los juegos de Blizzard, millones de jugadores afectados

Malas noticias para los gamers chinos, y es que los servidores de Blizzard han sido desconectados en China. Esto implica que ninguno de sus populares juegos están disponibles en el país. Estos son el Overwatch 2, Diablo 3, Heathstone o el mítico e incombustible World of Warcraft. En el momento de la redacción, ninguno de estos juegos son accesibles desde China.

Esta desconexión no es una sorpresa. El anuncio oficial se realizó hace unos meses, concretamente en noviembre de 2022. Fue entonces cuando Blizzard y su socio chino NetEase fueron incapaces de llegar a un acuerdo de renovación de su asociación. Debido a que no han podido llegar a un acuerdo, NetEase puso fin a la asociación con Blizzard en China. Esta asociación permitió ofrecer sus juegos durante los últimos 14 años.

Tanto Blizzard, como la compañía china NetEase, se culpan entre ellas

uzasinformatico.com wp content plugins a3 lazy load assets images lazy placeholder 0

El presidente de inversiones y asociaciones globales de NetEase, Simon Zhu, afirmaba en su cuenta de LinkeIn que "los desarrolladores y los jugadores comprenderán a un nivel completamente nuevo cuánto daño puede hacer un imbécil" cuando se conozca la historia completa.

Por otro lado, Blizzard culpaba del cierre directamente a NetEase. En un comunicado indicaba que era una pena que NetEase "no esté dispuesta a ampliar los servicios de nuestro juego durante otros seis meses sobre la base de los términos existentes mientras buscamos un nuevo socio".

"Por razones que desconocemos, la semana pasada Blizzard volvió a buscar a NetEase con una oferta de una supuesta prórroga de seis meses del servicio de juego y otras condiciones, y dejó claro que no dejaría de seguir negociando con otros posibles socios durante la prórroga del contrato. Y por lo que sabemos, las negociaciones de Blizzard con otras empresas durante el mismo periodo se basaron todas en un periodo contractual de tres años.

Por lo tanto, teniendo en cuenta la falta de reciprocidad, la injusticia y otras condiciones vinculadas a la cooperación, al final las partes no pudieron llegar a un acuerdo".

Mientras que estas dos compañías pelean, se estima que al menos 3 millones de jugadores chinos se han quedado sin poder acceder al World of Warcraft (WoW). A esto hay que sumar otros ciento de millones ligados al resto de juegos de la compañía. Por desgracia, los VPN no resolverán el problema.

Tanto las cuentas creadas en China para Hearthstone y WoW están ligadas a una versión del juego para Asia. Esto significa que no pueden usarse en otros territorios, por lo que todo el progreso, y el dinero gastado en la misma, desaparece al intentar jugar bajo un VPN.

La situación no será permanente, pero tampoco hay fecha

uzasinformatico.com wp content plugins a3 lazy load assets images lazy placeholder 2

Tal y como alegaba Blizzard, se buscaba ampliar el acuerdo por seis meses hasta encontrar un nuevo socio. De esta forma, ahora la compañía tendría que acelerar esa nueva asociación para restablecer el acceso a sus juegos en China. Teniendo en cuenta la ampliación solicitada, podríamos pensar que este problema perdurará por seis meses, a menos que cierre un acuerdo antes de tiempo. Lo lógico sería que ahora se vea forzada a cerrar un acuerdo en un menor tiempo para dar acceso a estos jugadores.

A esto se le suma que tardar tanto tiempo, implicaría que todos estos jugadores recalen a otros juegos. De esta forma, al restablecer los servicios, se encontrará con que habrá perdido a la mayoría de sus jugadores activos. Quien sabe si su próximo aliado será Tencent. Gracias a esta colaboración, Call of Duty Mobile sigue siendo accesible en China. Curiosamente, Diablo Immortal no se ha visto afectado. Si bien trabajan con NetEase, se indica que este juego cuenta con su propio acuerdo por separado.

"Nuestro compromiso con los jugadores de China continental sigue siendo firme, ya que continuamos trabajando con Tencent para distribuir Call of Duty Mobile, así como [continuamos] manteniendo conversaciones activas con socios potenciales para reanudar el juego de las franquicias icónicas de Activision Blizzard", indicó la compañía a The Verge.