La popularidad del Ryzen 7 5800X3D está haciendo que suba de precio

No es un secreto que el AMD Ryzen 7 5800X3D sea la CPU más vendida de la compañía. Curiosamente, fue el propio lanzamiento de los Ryzen 7000 el que conllevó que esta CPU comenzara a venderse como pan caliente hasta el punto de restarle cuota de mercado a Intel. En esencia, se venden más Ryzen 7 5800X3D que la suma de todos los Ryzen 7000 juntos, y esto ha comenzado a ser un problema.

Según los últimos informes de la industria, las ventas de este procesador ya han aumentado lo suficiente para que la demanda supere a la oferta. ¿Qué significa esto? exacto, que los precios han comenzado a subir.

El AMD Ryzen 7 5800X3D ha visto su precio aumentado entre 29 y 35 euros en Reino Unido

AMD Ryzen 7 5800X3D Precio Rebaja AMD Zen 4

Desde la página inglesa Overclock3D indican que la propia AMD ha dejado de respaldar las ventas tanto de este procesador como del resto de procesadores de la familia Ryzen 5000. Con esto entendemos que la compañía haya reducido la producción para incentivar tener un mayor control sobre el stock, ajustar más los precios, y en el caso del Ryzen 7 5800X3D, hacerlo algo menos atractivo cara a un procesador de la serie Ryzen 7000.

Debido a estos ajustes, el precio de su procesador más vendido se verá incrementando entre las 25 y 30 libras esterlinas (29 a 35 euros). En esencia, si un usuario quiere uno de estos procesadores con la 3D V-Cache, podrán seguir comprándolos, pero esta vez a un mayor coste. Este aumento de precio se está comenzando a trasladar a más tiendas, y es lógico pensar que podamos experimentar dicha subida de precio en nuestro mercado próximamente.

El aumento de precio coincide justo antes del anuncio de los Ryzen 7000 'no X'

Ryzen 7000 rendimiento juegos

Este aumento de precio también ha tenido lugar casi un mes antes de que lleguen los nuevos procesadores de AMD. En esencia, tendremos nuevos procesadores de 12, 8 y 6 núcleos con frecuencias más bajas, menor consumo energético y un precio más asequible. Eso sí, el problema no son los precios de las CPU, sino el precio de la plataforma completa.

Las placas base con socket AM5 siguen teniendo precios muy elevados. Solo hay que entrar a la tienda más popular en España, para encontrarnos de que la placa base más asequible, una ASRock B650 PG Riptide, en formato Micro-ATX, tiene  un precio de 200 euros. A esto hay que sumarle también el coste de la memoria RAM DDR5. Debido a ello, el Ryzen 7 5800X3D sigue ofreciendo una mejor relación rendimiento / precio respecto a la nueva generación de CPUs. Siempre y cuando pienses en adquirir un procesador para gaming, claro.

En esencia, que el Ryzen 7 5800X3D se venda tan bien y haya canibalizado las ventas de los Ryzen 7000 es culpa de AMD. Intel evitó tener un problema similar, "estancándose" en la interfaz PCI-Express 5.0 para el SSD, que al final ha sido un acierto. Aún no hay ningún SSD PCIe 5.0 a la venta, y lo que se vio por Japón, no da muchas esperanzas. Se llegó a ver listado un SSD de 1 TB con un disipador activo a un precio cercano a los 410 euros.

A este sobrecoste innecesario, también se le sumó la obligación de utilizar memoria RAM DDR5, en vez de permitir que el usuario pudiera escoger entre una más asequible DDR4, o una más cara DDR5. En esencia, que el usuario escogiera según sus necesidades y presupuesto.

Es evidente que el sobrecoste de placa base y RAM DDR5 únicamente compensará para el usuario que tenga un presupuesto elevado y esté pensando en adquirir un AMD Ryzen 7000X3D.